Opinión

Que viva el totalitarismo


Hace algunos años, a mediados de esta década, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo PNUD hizo un estudio acerca de “La democracia en América”, a través de encuestas en 18 países latinoamericanos se encontró con una realidad que contrastaba incluso con el motivo de su investigación, el 54 por ciento de la población prefiere las dictaduras antes que la democracia, si ellas les ayuda a solucionar los graves problemas económicos que soportan. Así es, qué locura dirán algunos, pero ésa es la realidad de nuestros pueblos, el modelo democrático impuesto en América Latina además de desprestigiado y obsoleto es rechazado por la mayoría que prefiere un gobierno que les proporciona mejores condiciones de vida, sin importar cuán autoritario sea.
Regresión al pasado o reversión del sistema y desarrollo democrático a causa de la proliferación de “dictaduras democráticas”, “gobiernos totalitarios” o “gobiernos de populismo radical” -como prefieren llamarnos nuestros queridos “amigos” de las barras y las estrellas- es el término que usan los organismos internacionales para advertir el porqué de la decisión de los latinoamericanos al momento de escoger sus autoridades. Muchas son las explicaciones, desde reconocer que los “gobernantes democráticos” son incapaces de cumplir sus promesas electorales porque mienten para ganar elecciones hasta enfatizar la incompetencia de éstos para manejar los temas económicos, sociales y políticos que hacen que haya una mayor desigualdad y pobreza, falta de derechos incluyendo el acceso a la justicia y corrupción en los diferentes estamentos institucionales, entre otros males.
Otro dato revelador surgido a la luz del análisis de dicha encuesta fue que el 58.1% de los latinoamericanos se muestra partidario que el presidente de su propio país gobierne mucho más allá de las leyes, porque consideran (56%) que es más importante el desarrollo económico que la democracia, ¿qué contraste no?.
Todo es entendible. Si tan solo viramos la mirada hacia nuestros “demócratas” podemos darnos cuenta que en esta ocasión las revelaciones encontradas en esta encuesta no están lejos de la realidad, quienes además de cargar con todos los males que se señalan mientras administran la nación, como opositores no dejan gobernar en paz e impiden el desarrollo económico y la bien andanza de las instituciones del Estado, impidiendo la aprobación de leyes de beneficio social así como los nombramientos de los funcionarios que deben estar es cada uno de los poderes e instituciones por ley y además tratan de coimear por cada ley que deben aprobar en la Asamblea Nacional.
Fuerzas “democráticas” gobernando por 16 años, fuerzas “democráticas” en oposición, fuerzas “democráticas” tratando de llegar nuevamente al poder, no importa en qué posición estén, siempre es lo mismo roban desde el Gobierno y coimean desde la oposición. No les interesa el pueblo ni su bienestar, se preocupan únicamente por su mejoría económica y por mantener su status de vida, el pueblo que siga distante en la pobreza y la indigencia. Por ello además de necesario es imperante que en 2011 sigamos con un gobierno del pueblo y para el pueblo, preocupado por la inmensa mayoría de la población nicaragüense que es la que más necesita de programas sociales que le ayuden a salir de las condiciones difíciles a la que ha estado expuesta por los denominados “gobierno democráticos” no importando si la oposición nos sigue llamando dictadores o autoritarios. Adelante con Daniel. Tenemos comandante pa´ rato.

*Militante del FSLN Bo. Enrique Gutiérrez Distrito-5