Opinión

¿Consenso o elecciones primarias interpartidarias?


Es manifiesto el cisma en los partidos políticos de oposición. La atomización de los partidos aumenta y se profundiza. La situación de la oposición se asemeja a la historia bíblica de la Torre de Babel, donde cada partido político habla un idioma diferente. Si entre ellos no se pueden poner de acuerdo en cuanto a la táctica y estrategia para enfrentar al gobierno, menos que el humilde pueblo pueda entender los disparatados mensajes que vierten por los medios de comunicación social. Se afirma que la unidad opositora sólo será posible a través de elecciones primarias, para sacar al candidato presidencial que enfrentará al candidato del oficialismo en las elecciones de 2011. No obstante, hay voces que se pronuncian contra de las primarias y propone que el candidato opositor presidencial se elija por consenso.
La oposición política se halla despedazada así: Alianza Liberal Nicaragüense (ALN); Movimiento Vamos con Eduardo (MVCE); Partido Liberal Constitucionalista (PLC); Partido Liberal Independiente (PLI); Partido Conservador (PC); Movimiento Renovador Sandinista (MRS), Movimiento Por el Rescate del Sandinismo (MPRS), Alianza Patriótica (AP), Coalición Democrática (CD) Movimiento Democrático (MD), Movimiento Contra la Reelección y el Fraude (MCRF), etc.
Las primarias interpartidarias es una actividad atípica, porque no se trata de elecciones internas de un partido político, como las que suelen organizar las democracias tradicionales en otros países. El solo hecho de organizar primarias en un partido político, constituye no solo un reto, sino que es un desafío, puesto que para impulsarlas se necesita un alto nivel de organización, es indispensable contar con un padrón partidario, tener recursos económicos para movilizar miles y miles de correligionarios, para distribuir el material electoral, recibir los votos, contarlos, y dar a conocer los resultados finales. En Nicaragua políticamente en estos momentos no es conveniente participar en las primarias, primero porque no hay experiencia, segundo porque el proceso pueden ser objeto de manipulación. Los partidos políticos en este país, sin excepción alguna han usado del dedazo para seleccionar a los candidatos a cargo público.
Los impulsores del proyecto pretenden movilizar miles de votantes en el mes de marzo 2011. La utopía pretende que miles de nicaragüenses que viven en el exterior voten vía Internet. Uno de los óbices de este esfuerzo, es el padrón electoral. Los organizadores del proceso (la CPDH) son del criterio de que el padrón sea abierto, es decir, que el día de las elecciones pueda votar cualquier ciudadano independientemente de su afiliación política, esto ha generado suspicacias, ya que, se tiene la certidumbre que el partido de gobierno, movilizará a sus fuerzas disfrazados de PLC, para votar a favor de Arnoldo Alemán Lacayo.
Otros estiman que el padrón electoral debe ser cerrado, es decir, que sólo puedan votar ciudadanos opositores al gobierno, con una identificación tipo cédula partidaria, para evitar infiltraciones de elementos del gobierno. En nuestro país no existe experiencia en primarias simples, mucho menos que se tenga antecedentes de primarias interpartidarias. A esto se suma la desprestigiada precandidatura de Arnoldo Alemán Lacayo, por eso algunas agrupaciones (MRS y MRPS) no se inscribieron en las primarias. Pero hay otros partidos políticos inscritos que están reconsiderando el retirarse de la justa electoral.
Algunos vaticinan que las primarias interpartidarias no se realicen y proponen que el candidato presidencial de la oposición surja por medio del consenso. Así sale a la palestra la candidatura del empresario radial don Fabio Gadea Mantilla, la propuesta fue lanzada por Eduardo Montealegre y Alejandro Bolaños Davis, éstos manifiestan estar dispuestos a declinar en sus aspiraciones presidenciales, siempre y cuando el precandidato Arnoldo Alemán, también decline. La respuesta del caudillo no se hizo esperar, rechaza la propuesta de consenso. El PLC, descalifica el consenso como método de selección, diciendo que es antidemocrático, y que las primarias es autentica y pura democracia.
No se necesitan cuatro dedos de frente para deducir que al gobierno de turno le conviene que Arnoldo Alemán Lacayo sea el candidato presidencial en las elecciones de 2011. Primero tiene que ganar las primarias interpartidarias, y así se presentaría como candidato presidencial de toda la oposición. El gobierno sabe que el actual candidato del PLC, por el desprestigio que ha acumulado, es un candidato perdedor, los cálculos del gobierno es garantizar un triunfo arrollador y contundente a favor de Daniel Ortega.
Aún algunos políticos no han percibido que las primarias interpartidarias es proyecto armado y orquestado, es y sigue siendo una trampa, fraguada por Arnoldo Alemán y Daniel Ortega, para hacer creer que ese mecanismo democrático es el idóneo para sacar el candidato presidencial que represente a la oposición. Por esta razón es preciso abandonar las primarias, sustituyéndolo, por el de consenso para la selección del candidato presidencial.
En política, los políticos no deben caer en la ingenuidad. Hay que evitar ser víctima del engaño. No se debe perder la perspectiva del tipo y la naturaleza de adversario político que se enfrenta para neutralizarlo con eficacia. Es menester estar convencido que en nuestro país existen dos políticos barulleros (Ortega y Alemán), que tiene en su haber amplia experiencia, son célebres por sus pactos, son astutos, hábiles, manipuladores, demagogos y oportunistas, éstos jamás van a jugar limpio, pues no tienen ética, de tal suerte que cuando este tipo de políticos dicen y hacen algo, la oposición debe pensar a la inversa, para neutralizar las tácticas y las estrategias. En la medida en que la oposición sopese y valore la experiencia política acumulada en estos treinta años, en esa medida podrán derrotar las viciadas maniobras de los caudillos, éstos pretenden entronizarse en el poder mediante el pacto político. Lo último que han inventado para enguatusar a la oposición, son las elecciones primarias interpartidarias, mas en esa trampa no debe caer la verdadera oposición de este país.

*Abogado y Notario Público