Opinión

A propósito del fútbol en Nicaragua


A Mario López Salgado, (q.e.p.d.)
XX Promoción del IPD

Habiendo leído con detenimiento y gran interés los dos artículos publicados por EL NUEVO DIARIO, del 11 y 12 de abril del próximo pasado, acerca del gran entusiasmo y captación de los nicaragüenses por el fútbol y en especial, por el clásico de la Liga española, Barca-Real Madrid, lo primero que me llamó la atención fue la pregunta, ¿de dónde proviene la fiebre del fútbol de los managuas de todas las edades y de ambos sexos?” Las causas referidas fueron: El fútbol es pasión y vida, emoción que nace en forma natural, un estilo de vida, y forma de disfrutar (El Nuevo Diario 11-4-2010). También juega un papel la influencia de la televisión en la juventud y la facilidad de verlo por cable e internet. (EL NUEVO DIARIO 12-4-2010).
Mi opinión es que los nicaragüenses de todas las edades, nivel económico, extracción social, sexo, etc., contrajeron la pandemia “la fiebre en mención”, debido a diversas causas.
Como todo lo que sucede en la vida, el creciente interés por el fútbol está influido por lo económico, social, político, histórico y humanístico, y por eso mismo creo que es conveniente que los no tan jóvenes, pero antes deportistas y ahora aficionados, le puedan contar el cuento a los más chavalos, sobre todo para que además del disfrute, se entienda mejor el desarrollo de la sociedad nicaragüense, o sea que la juventud debe saber las razones del origen, crecimiento y actualidad de nuestro fútbol:

1) Económicas:
Aunque Nicaragua se inserta tardíamente (en comparación con otros países del área) en el mercado agroexportador de café, (1800, siglo XIX), al fin lo logra en dos regiones del país, Pacífico Central, Carazo, municipios aledaños de Masaya, Granada, Managua y la región segoviana, principalmente, y por extensión, Matagalpa y Jinotega, siendo estos departamentos beneficiados con inmigración europea (eminentemente futbolística).
Cuando se desarrolló el café, fuente de riquezas, de independencia de los cultivos de gramíneas de autoconsumo y subsistencia, además de la tradicional agricultura cañera de la región caraceña vecina a Nandaime, lo mismo que la antiquísima ganadería casi mareña, se estableció el cultivo, básicamente en el triángulo de las tres ciudades del departamento: Diriamba, Jinotepe y San Marcos, y fue tanto el desarrollo, que en esas ciudades, con orden topográfico, pavimento y buen clima, se instalaron los mejores centros de enseñaza del país: Instituto Pedagógico de Diriamba (IPD), Colegio La Inmaculada y Colegio Divina Pastora, en Diriamba, Escuela Normal de Varones, Franklyn Delano Roosevelt en Jinotepe y Normal de Señoritas en San Marcos. Es cuando un sector dominante de la sociedad de esa zona, como clase privilegiada, logró enviar a sus hijos a estudiar a Europa y EU, principalmente a México y Sudamérica, posteriormente, los que cuando regresan: Vienen hablando, jugando y promoviendo fútbol.

2) Político-militares:
De las varias guerras vividas por Nicaragua, la de liberación del 77 al 79 y la de la contrarrevolución de los 80 obligaron a muchas familias del norte de Nicaragua a sacar a sus hijos del país para evitar muertes innecesarias y otras causas que son del objeto de la demografía, pero es un hecho que las del norte se fueron a Honduras, Guatemala y El Salvador y los del sur, que me imagino, fueron menos, a Costa Rica, todos, países futboleros por lo que, cuando esos chavalos regresan vienen también, hablando, jugando y promoviendo fútbol. Esto explica los polos de desarrollo del fútbol actual. Carazo (los Caciques del Diriangén, de Diriamba) y Las Segovias (El tren del norte, el Real Estelí), lo mismo que la cantidad de equipos de las Segovias: Jalapa, Ocotal, Real Madriz, Real Estelí, Matagalpa y alguna vez, Sébaco, así mismo San Marcos, Masatepe, San Rafael, todos aledaños al Pacífico Central (Diriamba).

4) Geopolítica del área:
Se juega béisbol en los países invadidos o intervenidos por EU: México, Cuba, República Dominicana, Puerto Rico, Panamá y por supuesto Nicaragua, y fútbol en los demás.

5) Un poco de historia nostálgica:
a) Estudié interno 5 años en el IPD y vi pasar a los diriambinos, Silva, Parrales Mendieta, Siero, Bendaña, Urtecho, Rocha, Rivas, Peché y los Liviospollos, etc., etc., y al jinotepino, Ricardo Morales Avilés, del que fui su amigo en México (como la colonia nica tenía un equipo de béisbol, ligado a la embajada, él inventó uno de fútbol para los adversarios del régimen).
b) Conocí de cerquita el Diriangén (jugaban en el estadio del colegio) lo mismo que al Santa Cecilia, de los Rodríguez Blen.
c) Vi jugar a la Escuela Internacional de Agricultura de Rivas, poderosa escuadra, ya que gran cantidad de sus estudiantes provenían de los mencionados países futboleros y eso sí, era una proeza competir contra ellos (creo que algún tiempo que estuve fuera del país, como Chile y México, países futboleros, la escuela estuvo en la Liga Nacional.
d) Tengo que hacer mención de El Dínamo de Managua, lo mismo que el Patria del Colegio Salesiano de Granada, nuestro mejor contrincante en la intercolegial. Los demás, Colegios Bautista, Calazans y Centroamérica de Granada, fueron de segunda línea; los del IPD les ganábamos en las siete categorías del Excelsior (que su único pecado mortal fue usar el tema musical de la Marinería gringa como himno), y sus jugadores, con honrosísimas excepciones, como Buitrago, Huete y otros cuyos nombres no recuerdo, pero que perduran en la memoria colectiva del deporte nacional.

6) Barza-Real Madrid
Cabe mencionar que Barcelona, la capital de Cataluña, era el puerto de Levante ibérico más importante de la época. Con el tropezón de los españoles con su llamado Nuevo Mundo, se les abrió un mercado grande, además de posesiones con su invasión, conquista, colonización, recuperación de vidas, bienes y almas, lo que produjo un enriquecimiento de las regiones centrales de España con los reinos de Castilla, León y Aragón.
Por otra parte, el Reino de Navarra, el de Valencia y el Principado de Catalunya, son afectados y entre otras razones, se sienten con el derecho de rebelarse. “La rebelión catalana”, (1640, comandada por Pau Claris, contra el Conde Duque de Olivares, representando a la Corona). Allí exactamente comienza la rivalidad entre Catalunya y Madrid.
Actualizándonos: El Real Madrid, vástago del franquismo apadrinado por la monarquía, en el Santiago Bernabéu de La Castellana, pretende encarnar la contradicción, partiendo del deseo omnipresente de una victoria del Rey, en la Copa del Rey y con su Real Equipo.
El Barza, viniendo al Santiago Bernabéu, desde el Camp Nou, o Nou Camp para los eruditos, con sus culé, por la diagonal, dándole un saludo a la Pilarica en Zaragoza, arriban a la capital madrileña, simplemente con el deseo de demostrar que son: los populares, los elegidos y como diría el recordado Padre Xavier Gorostiaga, los que tienen más talento y talante.

Conclusión:
El fútbol en Nicaragua tiene un gran futuro: le gusta a la juventud, es barato, se juega en cualquier patio, con una pelotetrapo, la pasan en los canales y en el internet, es deporte de solidaridad, colectivo, mundial y con múltiples raíces, no sólo la sajona, sino los juegos de pelota de nuestros ancestros náhuatl y maya quiché, además de las enormes contribuciones de otros pueblos como las de los asiáticos.

morazansergio@yahoo.es