Opinión

Rien de nouveau sous le soleil


I

Hace más de doscientos años, los zares de la educación de Inglaterra, preocupados por lo “rápido” que para ellos, en aquella época, se estaban desarrollando los acontecimientos, comenzaron a elucubrar cómo dotar a los egresados universitarios con información actualizada para triunfar en el mundo, habida cuenta de que cuando ellos concluían sus estudios la realidad que les habían enseñado ya se había desfasado.

II
Una solución fácil hubiese sido conseguir una bola de cristal y mágicamente enseñarle a los estudiantes cómo iban a ser las cosas cuando ellos egresaran de las universidades. Otra solución sería inculcarles que el proceso de estudios no tiene fin. Que deben continuar estudiando después de dejar las aulas, que es preciso seguir estudiando toda la vida.

III
Pero los zares ingleses salieron con otra solución. Las universidades son una escuela para aprender a pensar. Universitarios que aprenden a pensar estarán dotados de la herramienta esencial para enfrentar cualquier realidad por cambiante que ésta fuese. Concluyeron que encontrar posteriormente la información requerida era cosa de niños y que conste que en ese entonces ni se soñaba con el Internet.

IV
Los zares concluyeron con normativas que abarcaban, entre otras, a las universidades de Oxford y Cambridge: Hay que reducir la importancia del presente cuando se estudia en las universidades, hay que estudiar a los gigantes de Grecia. Con solo dominar las enseñanzas de Sócrates, Platón y Aristóteles, se tendrán suficientes herramientas para enfrentar cualquier realidad del mundo por cambiante que ésta fuera. Mientras aquí recién decidimos eliminar de nuestros programas de bachillerato la filosofía, la cívica y la moral, en aquella época, allá decidieron potenciarlas

V
Después de estas cavilaciones nos pusimos a pensar en tesis que parecían eternas, que los factores de producción eran tierra, trabajo y capital. Luego aprendimos que sin capacidad gerencial no habría éxito, que el agua era más importante que la tierra y que sin la energía que le regalamos a unión feroza, las cosas no caminaban.

VI
Según el Arcipreste de Hita, el haber mantenimiento y faser yuntamiento con fembra placentera eran los pilares estructurales de nuestra civilización. Economía y Sexo.
Pero la economía se expandió y se complicó. “parió” finanzas, políticas monetarias, mercadotecnias, administración de empresas y ahora su hermana, la ingeniería industrial. En el mundo competitivo de hoy, quien posea la capacidad de dominar la tasa interna de retorno (el famoso TIR) el valor actual neto (VAN) y el punto de equilibrio proyectado, tiene suficientes herramientas para (económicamente) triunfar.

VII
Cuando nosotros estudiamos Administración de Empresas las finanzas eran una ciencia. Luego devinieron en un híbrido de artes-científicas o de ciencias artísticas y hoy nos aventuramos a afirmar que las finanzas son esencialmente un arte, entendiendo que el arte financiero incluye la comprensión del mundo real globalizado donde las crisis, los banqueros “crooks” (verdaderos piratas) y la política, son elementos que hay que introducir en el cóctel para poder degustarlo.

VIII
¿Cómo entender las bondades de la trillonaria inyección de dólares inorgánicos que Washington le aplica a la crisis gringa, y compatibilizarla con las recetas que el FMI le impone a Nicaragua, como la ley de equidad tributaria que grava las inversiones extranjeras y los depósitos en cuentas de ahorro y el incremento de las contribuciones al seguro social, medicinas que en vez de incentivar nuestro desarrollo generando empleos y mayores ingresos tributarios son medidas recesivas? Recordemos que nuestros sectores de construcción, pesca y minería están deprimidos mayoritariamente por factores exógenos.

IX
Wassily Leontief, Nobel de Economía, fue galardonado por el desarrollo de la matriz de insumo-producto, una herramienta fundamental del análisis y la planeación económicos, hoy arrojada como herrumbre por el neoliberalismo que pretende que el mercado lo resuelva todo: no hubo regulación económica por décadas.
Frente a la crisis de hoy, Samuelson escribió: “El capitalismo desregulado ha llevado por doquier a derrotas autoimpuestas. Desde el ascenso de Ronald Reagan, el gobierno corporativo ha sido escandaloso. El jefe de la Securities and Exchange Commision de Bush, Harvey Pitt, presumía de dirigirlas amable y suavemente. Las principales firmas contables han diseñado trucos para adulterar los balances y resultados corporativos. Las agencias que debían advertir los más crudos riesgos dieron calificaciones AAA a cientos de malos créditos hipotecarios”

X
Samuelson en su intimidante texto de 900 páginas titulado Curso de Economía Moderna, con más de 40 millones de ejemplares en no sabemos cuántos idiomas, es también estimulante por sus frases iniciales simples, didácticas y prometedoras. Por vez primera, supimos que lo que es cierto a nivel microeconómico puede no serlo en lo macroeconómico, y cómo el sentido común era inservible para entender la economía de un país.

XI
Hacia el fin de sus días Samuelson escribió: “¿Qué es entonces lo que ha causado, desde 2007, el suicidio del capitalismo de Wall Street?. El capitalismo libertario del laissez-faire que predicaron Milton Friedman y Friedrich Hayek, fue el que provocó el peor caos financiero de este siglo al permitir que la economía se desbocara sin reglamentación siendo la fuente primaria de nuestros problemas de hoy”.
Friedman y Hayek ya están muertos, pero sus envenenados legados perduran. Samuelson ha muerto también, pero con otras ideas en la cabeza.
Hacemos votos para que en nuestro país se incentiven los estudios de la filosofía como herramienta esencial de nuestro despegue económico ¿ Suena contradictorio? Claro que sí, pero es posible.

Managua, al iniciar Febrero de 2010
elsavogl@gmail.com www.acuatromanos.com