Opinión

El 90% de los billetes de EU tienen rastros de cocaína


Así cataloga la Asociación de Químicos de los Estados Unidos la evidencia de rastros de la cocaína en los miles de millones de dólares que representa el negocio súper lucrativo de las drogas. Lo difícil de admitir es porque siendo este país el dueño de los medios más sofisticados en cuanto a tecnología, control, espionaje, contra-espionaje, además dueño del poderío más avanzado relativo a satélites y equipos de rastreo, no tenga la oportunidad de descubrir o desentrañar el origen o raíz del problema.
Esto, por supuesto, acarrea un problema mayúsculo para el Gobierno y el Pueblo estadounidense, pues desde una edad temprana la estrategia de hacer caer en la drogadicción a millones de niños y jóvenes siempre ha sido positiva para los magnates del negocio. Pero a la vez representa una cantidad multimillonaria en atenciones y secuelas que deja el uso indiscriminado, “sólo de esta droga”, en vista de que existen una variada oferta, dado el tipo de mercado que representa el contexto.
Ahora bien, si el Señor Presidente Obama desea poner coto al asunto debería de preocuparse de inmediato y poner las cartas sobre la mesa y explicar al pueblo y al mismo gobierno, inclusive a los mayores enemigos que ellos tienen, como son los magnates o expendedores de la droga, que su disposición de erradicar el problema va en serio y que juntos todo será posible, que el cambio podrá ser posible, si todos se involucran para cercenar esa pandemia.
El problema no es dónde se produce la droga, el problema es dónde se vende, entonces es inadmisible que digan que no pueden determinar o detectar los embarques de la droga y como la mente es tan volátil se puede esgrimir que un mercado que anda por el orden de los 400 mil millones de dólares, es casi imposible de erradicar; incluso se puede legar a pensar que esa plata, que se evidencia en los datos comprobados por la Asociación de Químicos Estadounidense, sirve para hacer sobrevivir la golpeada economía estadounidense.
Ahora que se van establecer bases militares estadounidenses en Colombia, esperemos que sean también para bloquear o establecer un círculo en donde la droga no pueda salir y quebrar lo oneroso para los bienes de la población y la salud de América.

*Docente UNI