Opinión

Una vez más sobre Unión Fenosa


Hay momentos en los que me parece ridículo que el suministro de energía eléctrica sea un tema tan trascendental en nuestro país, pero es que la realidad de los días nos obliga a hablar de este tema, que en el resto de Centroamérica no es un problema.
Vivimos escuchando quejas de los usuarios de los cortes diarios y de los altos cobros en los recibos que nos llegan, que programan cortes de tres horas y se convierten en cinco horas, que de pronto hay cortes por mantenimiento, y también nos dicen en el 125 que no hay por déficit, la verdad es que siempre tienen una respuesta sin sentido, ya que si llamas y te contestan diferentes personas te dan, en menos de una hora, diferentes causas por las que no hay fluido eléctrico.
El Ente Regulador, el famoso INE; se distingue por no hacer nada y en este país estamos en una verdadera indefensión los usuarios no tenemos quien haga respetar la Ley, cuando hay cortes de energía eléctrica, no solamente te molesta en tu actividad profesional sino que también te produce perjuicios en los aparatos electrodomésticos, y cuando estos se dañan nadie te los repone porque la empresa Unión Fenosa nunca acepta su responsabilidad y no hay una institución que la oblige a pagar los daños y perjuicios que nos ocasionan a los usuarios.
Me llamaron varias personas del kilometro 13.9 de la Carretera Sur, para mayor señas, de donde en la entrada se encuentra una muela, para decirme que desde el día viernes 28 de septiembre, a las 10 de la mañana, les habían cortado la energía eléctrica y que más de treinta viviendas se encontraban afectadas. El sábado sábado 29 de septiembre ya contabilizaban 18 horas sin servicio, y lo más dramático del asunto era que nadie en ninguna oficina de DISNORTE/DISSUR les daban solución. Éstas son las respuesta que les daban:
Que era mantenimiento programado.
Que no había suficiente personal de mantenimiento.
Que ya estaban en eso, que ese reparto la gente tiene reales y que pongan una planta.
Que le den gracias a Dios que sólo es un rato que se va la energía eléctrica.
Que sólo son treinta casas las que están sin energía eléctrica y que no estén molestando
Pero la respuesta más increíble es que no podían resolver el problema porque era el transformador el que estaba malo y que había que esperar hasta la próxima semana para que trajeran el transformador de España.
Esto parece un cuento de camino pero es la realidad que pasa en nuestro país con la empresa UNIÓN FENOSA.
*Abogado
Director del Programa Danilo Lacayo en Vivo.