Opinión

Libertad inmediata a los cinco héroes antiterroristas cubanos


Víctimas de un proceso amañado, de una burda conspiración judicial-mediática, Antonio Guerrero, Ramón Labañino, René González, Gerardo Hernández y Fernando González, héroes antiterroristas cubanos, paradigmas de patriotismo latinoamericano, guardan prisión en los Estados Unidos desde hace nueve años. Iniciando a partir del pasado doce de septiembre su décimo año de injusto cautiverio.
Acusados de un delito inexistente, no tipificado por la legislación norteamericana ni de otros países, bajo la figura antijurídica de “intención de apropiarse de documentación clasificada del gobierno de los Estados Unidos”, utilizada como sustituto de los delitos de “conspiración para recopilar y trasmitir información de defensa nacional”, entendido en el lenguaje coloquial como espionaje, estos cinco héroes fueron condenados injustamente a tres cadenas perpetuas.
Y sobre esta base antijurídica y concretamente utilizando la tenebrosa acusación de espionaje, tan repudiada en todo el mundo, la prensa controlada por la llamada Asociación Cubano-Americana de Miami se encargó de montar una campaña mediática desinformativa para allegarse el apoyo de la opinión pública norteamericana y en consecuencia la voluntad de jueces y jurados del Estado de Florida, que terminaron dictando la atroz sentencia. De unos jueces y jurados de declarados enemigos de la revolución cubana.
En esta monstruosidad de juicio antijurídico y de condena ilegal, a Gerardo Hernández se le acusó además de conspirar para cometer asesinato, responsabilizándolo del derribo de dos aeronaves piratas, éstas sí terroristas, de los llamados “hermanos al rescate”, también contrarrevolucionarios cubano-miamenses. En palabras acertadas de la defensa de los cinco héroes antiterroristas cubanos “ésta es la primera vez en la historia en que un individuo ha sido responsabilizado por la acción de un estado soberano en defensa de su espacio aéreo”.
Y para completar esta trama antijurídica la aplicación de la ilegítima sentencia a los cinco héroes antiterroristas cubanos que están recluidos en una cárcel de máxima seguridad, aislados, violándoles abiertamente sus derechos humanos, y a dos de ellos, Gerardo Hernández y René González, privándoles de visitas familiares mediante el infamante recurso de negarles el visado norteamericano para viajar de La Habana.
Sin embargo, la verdad terminará imponiéndose. La verdad es que los cinco héroes antiterrorista cubanos se encargaban de dar seguimiento a los planes terroristas de los contrarrevolucionarios cubanos en Miami. Y que toda la información recopilada en este contexto era pasada íntegra y honestamente por el gobierno cubano a las autoridades norteamericanas. No sólo para detener la agresión contra su Patria sino además para contribuir con la declarada voluntad política del gobierno de los Estados Unidos de combatir el terrorismo en todas sus manifestaciones.
En otras palabras, el gobierno norteamericano, responsable directo de la monstruosidad jurídica de que fueron víctimas los cinco héroes antiterroristas cubanos, actuó en forma dolosa, ocultando la realidad, convirtiendo una acción de solidaridad contra el terrorismo en un caso de espionaje, de “conspiración para recopilar y transmitir información de defensa nacional”, violando las leyes de su propio país para colmar su odio a la revolución cubana.
Esta acción, también monstruosa, le ha valido al gobierno de George W. Bush el repudio de la opinión pública internacional y la propia de los Estados Unidos, que ahora conoce los hechos tal como en realidad sucedieron. Un repudio expresado no solamente por la solidaridad internacional con Cuba sino también por la prensa de la mayoría de los países del mundo, incluyendo los más destacados periódicos norteamericanos, como The New York Times.
Plena y conscientemente convencidos de lo anterior, en nuestro propio nombre y en representación de la parte mayoritaria de nuestro pueblo solidario con la revolución cubana, también nos sentimos en la obligación moral de sumarnos a la campaña internacional por la demanda de un juicio verdaderamente justo y en consecuencia la libertad inmediata de Antonio Guerrero, Ramón Labañino, René González, Gerardo Hernández y Fernando González, los cinco héroes antiterroristas cubanos, paradigmas de patriotismo latinoamericano.

Comité Pro Libertad de los Cinco Héroes Cubanos de Nicaragua.
y En Defensa de la Humanidad, capítulo nicaragüense.