Opinión

La necesaria unidad social cristiana


Al cumplir 50 años de fundación (25 de septiembre de 1957-2007), el socialcristianismo nicaragüense lo hace dividido. Podemos identificar como partidos o movimientos socialcristianos a los siguientes: Unión Demócrata Cristiana (UDC), Partido Social Cristiano Nicaragüense (PSC), Partido Acción Nacional (PAN). El único con personería jurídica es la UDC, aliado del gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN).
¿Quiénes detrás de las siglas? En la UDC: Agustín Jarquín, Luis Humberto Guzmán, Azucena Ferrey, Fanor Avendaño, entre otros. En el PSC: José Esteban González, Mauricio Díaz Dávila, José Dávila, Magdalena Úbeda de Rodríguez, Cairo Manuel López, entre otros. En el PAN: Duilio Baltodano, Adilia Sirias, Jairo Orozco y otros. Algunos nombres dispersos: Erick Ramírez Benavente, Adán Fletes (en California), Gregorio Campos, Luisa del Carmen Larios, Francisco Mayorga, Chester Guevara, el autor de este artículo y muchos más.
Brevemente repasemos el comportamiento de estos grupos en las pasadas elecciones. La UDC, aliada con el FSLN, actualmente tiene un diputado en la Asamblea Nacional (Agustín Jarquín) y una funcionaria en la Alcaldía de Managua (Azucena Ferrey). Ningún ministro o cargo de importancia en el gobierno de Daniel Ortega, pero permanecen leales a su alianza. El PSC, aliado con la Alianza Liberal Nicaragüense (ALN), solamente obtuvo una diputación suplente en el Parlacen (Díaz). El PAN apoyó la fórmula del PLC, no obteniendo ningún cargo de elección.
Visto así, el panorama para el socialcristianismo en sus 50 años de fundación no es el más prometedor. ¿Asistiremos a la vela fúnebre del socialcristianismo nicaragüense en vez de asistir a la fiesta de relanzamiento de su bandera comunitaria y de respeto a la dignidad de la persona humana, economía social de mercado y justicia socialcristiana? ¿Por qué es tan difícil que la familia socialcristiana se reunifique y hagamos ondear la bandera de la unidad socialcristiana sin ataduras aberrantes con socios desleales de izquierda o de derecha?
En un país donde los liberales han gobernado bajo el signo de dos dictaduras militares (1896-1909, Zelaya; y 1936-1979, los Somoza); los conservadores han gobernado bajo el signo de la oligarquía y el concordato (1858-1893), y el protectorado norteamericano (1912-1928); el sandinismo ha gobernado bajo el signo del autoritarismo (1979-1990) y apenas tenemos 16 años de ensayo democrático con gobiernos de corte libero-conservadores, confusos e indefinidos en sus políticas sociales; iniciando este año 2007 una nueva experiencia con el FSLN en el poder; opino que existe un espacio abierto para la opción socialcristiana, que nunca ha gobernado en Nicaragua.
Aprovechar ese espacio requiere de independencia política frente a los principales actores del actual escenario nicaragüense. Requiere de una decisión de unidad y de independencia política. Una sola bandera, unas siglas socialcristianas unidas, un despojarse de intereses individuales y de compromisos aberrantes con los antiguos carceleros del liderazgo socialcristiano y de los más recientes clientelismos libérrimos. Requiere retomar la bandera azul y el icono “pescadito” que tanto reconocimiento obtuvo de la población en sus mejores momentos.
Si en 1980 el PSC planteó que “la solución somos todos”, y en 1984 el PPSC planteó que “aquí se rompe el miedo”, bien podríamos hoy al cumplir 50 años de fundación, hacer una síntesis de estos dos lemas y decir: “¡Rompamos el miedo de unirnos, pues la solución somos todos!”
*Fue miembro del Centro Ejecutivo Nacional del PPSC y de la UDC