Opinión

Colegio de Periodistas informa


La Junta Directiva del Colegio de Periodistas de Nicaragua (CPN) ha trabajado durante estos seis meses en cumplimiento de la Ley 372. Ésta nos mandata promover la superación, tecnificación, protección y regulación de la profesión periodística en Nicaragua; además, “defender la libertad de expresión, información y comunicación que establece la Constitución Política de Nicaragua como derecho de todos los ciudadanos; y en su inciso c) dice la Ley: “Representar y defender los intereses legítimos de sus integrantes ante cualquier circunstancia que se relacione con el ejercicio de la profesión”, entre otros aspectos importantes.
Por otra parte, hemos dado seguimiento a los acuerdos firmados el 1º de marzo de este año entre el Colegio de Periodistas y el actual gobierno de Nicaragua. Fueron 12 los puntos acordados. De éstos, se ha cumplido la mayoría, entre ellos debemos reconocer que ya Telcor está aplicando la excepcionalidad de los C$40,000 para las emisoras comunitarias y la Lotería entregó al Colegio de Periodistas el primer sorteo del año. El segundo sorteo destinado al CPN se realizará el 11 de septiembre.
Siguiendo el cumplimiento de lo prometido en los acuerdos, la Dirección General de Ingresos (DGI) nos está reconociendo el derecho de la cuota fija de tan sólo cincuenta córdobas mensuales. En esa línea, la emisora estatal Radio Nicaragua nos otorgó diez espacios para programas de periodistas. La rifa de estas oportunidades se realizó por medio de una tómbola.
Tras varias reuniones con sus más altas autoridades, estamos esperando la respuesta del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social para consolidar un servicio de Previsión Social para todos los afiliados al CPN. De ser así, por primera vez en la historia los periodistas que no gozan de salario fijo y que no cotizan al INSS contarían con servicios de salud y pensión de vejez.
Sólo el punto dos de los acuerdos firmados con la Presidencia no se ha cumplido. Éste se refiere a la distribución justa de publicidad para los pequeños medios de comunicación tanto escritos como televisivos y radiales. En conferencia de prensa el 16 de abril dimos a conocer un pronunciamiento en el que demandamos al gobierno el cumplimiento de los acuerdos, especialmente el referido a la publicidad, pues la gran mayoría de los espacios independientes de producciones radiofónicas espera que se cumpla esa promesa en la que el presidente Daniel Ortega empeñó su palabra ante los medios y la nación nicaragüense.
De forma escrita hemos protestado en otras dos ocasiones por la falta de cumplimiento de dicho punto, así como por obviar una reunión mensual entre la Presidencia y el CPN que se había acordado. En reiteradas ocasiones, valga decir que desde el mismo mes de marzo, hemos enviado cartas al Consejo de Comunicación, y la más reciente el 27 de julio, sin que hasta hoy tengamos una respuesta.
Como parte de la visión y misión del CPN la Junta Directiva decidió aprobar beneficios económicos para 100 periodistas que enfrentan deterioro en su salud. Los montos individuales son superiores a los un mil córdobas y hasta por dos mil córdobas (C$ 2,000). En ese sentido también se ha atendido a un grupo de colegas en condición valetudinaria de vejez y enfermedad por más de cuatro meses consecutivos con pensiones económicas para la compra de medicamentos, entre ellos podemos mencionar a Wilfredo López Balladares, Ricardo Trejos, Eduardo Alvir y Carmen Rojas, entre otros. En el rubro salud sumamos casi los C$ 200.000.00 entregados.
Siempre en el tema de la salud hemos establecido una colaboración con el Minsa para que los periodistas que necesiten exámenes médicos y otros medios de diagnóstico los reciban gratis en los centros asistenciales.
Entre otros fondos que la Ley permite al CPN recibir para sus agremiados, la bancada sandinista entregó casi tres millones de córdobas, de los cuales se ha utilizado una pequeña cantidad para organizar el Colegio a nivel nacional.
Otro punto en el que hemos avanzado es el equipamiento de la oficina sede del CPN en Managua. Para el beneficio de nuestros colegiados, ahora contamos con telefax, televisor, radio, y hemos instalado el servicio de cable, con el cual esperamos dinamizar las comunicaciones. Además, informamos hace varios meses que también adquirimos una cafetera, un mueble multiuso para colocar papelería y material informativo, y hemos comprado una nueva impresora, pues por los cortes repentinos de energía se fundió la anterior.
Todavía no hemos restablecido nuestra página web, a pesar de que ya contamos con internet. Nuestra dirección es: cpn@cablenet. com.ni.
Algunos colegiados reclaman y nos señalan una mala organización en el CPN. Reconocemos que los ocho directivos no logramos abarcar todas las áreas. Trabajamos gratis para el Colegio y los que tenemos un trabajo debemos cuidar nuestra responsabilidad laboral para mantenernos. Al Colegio le dedicamos las horas de nuestro descanso y para nuestra familia. Por eso es que sólo los fines de semana podemos acudir a los departamentos para ayudarles a nuestros colegas periodistas a montar su estructura organizativa.
Recientemente leímos un artículo donde se señala que algunos directivos están ligados económicamente a la Presidencia y que debían, por tanto, renunciar al cargo. Las y los miembros de la actual directiva quisiéramos que fueran más claros y especificaran con nombres, apellidos y pruebas para aclarar estos asuntos que son tan delicados. Eso nos ayudaría a corregir estas prácticas de hablar sin pruebas y dañar a tod@s.
Pienso que desde sus distintas posiciones, los colegiados pueden hacer mucho bien al gremio. Por nuestra parte continuaremos presionando y demandando al gobierno el cumplimiento de los acuerdos. En su campaña el Frente Sandinista ofreció y prometió trabajo, los periodistas demandan respeto y oportunidades de empleo. Los espacios informativos que muchas y muchos colegas tienen son parte de su quehacer diario, del cual depende el sustento de sus familias.
Esperamos que haya sensibilidad de parte de las actuales autoridades al respecto. Que se destrabe la publicidad estatal, que no se concentre en sólo cinco emisoras. Los pequeños espacios esperan una pauta, no como dádiva, sino como un derecho al trabajo y a la libertad de expresión. En el mensaje que leí el 1º de marzo, insté a los medios a velar por un periodismo digno, una dignidad basada en el respeto a las ideas y en la defensa de nuestros derechos.
Y finalmente les recuerdo a los colegiados que la actual directiva está a sus órdenes. Las oficinas del CPN están abiertas para tod@s. Hay que acercarse, preguntar y aportar. Está demostrado que una actitud propositiva vale más para nuestra salud y para el bienestar de todas y todos. Por eso nuestro lema es: “En el CPN le damos el lugar que cada persona tiene.”

*Presidenta Colegio de Periodistas de Nicaragua