Opinión

La palabra que no debo decir


El uso de palabras y frases superfluas o innecesarias para el sentido de la expresión se ha extendido y arraigado en el nivel coloquial y --en algunos casos-- ha llegado al nivel culto y registros más formales. Una organización privada informa: … se avisa a los asociados que se realizará Asamblea General de socios. (LP/09/09/03). Y un funcionario estatal afirma: …responsabilizó a la institución de ser la responsable de la explotación irracional de los bosques de pino en esa zona. (LP/09/09/03).
El lenguaje tautológico empleado en algunos documentos legales influye a veces en los hablantes. El sustantivo voluntad (=libertad para obrar) casi siempre va modificado con el adjetivo espontáneo que significa precisamente ‘voluntario’: …negó además que Téllez haya viajado por su propia y espontánea voluntad (LP/24/08/03).
Adicional significa ‘que se suma o añade a algo”; sin embargo, en ocasiones se le agrega el verbo sumar: En esta ocasión se le suman beneficios adicionales. (BdeN/03/09/03).
Una peluca (= cabellera postiza) siempre se usa en la cabeza, pero: … uno de los secuestradores usaba una cinta negra sobre sus ojos y peluca en su cabeza. (LP/20/09/03); y la próstata es una glándula que solamente la tienen los machos de los mamíferos, sin embargo: …las llamadas glándulas periuretrales, embriológicamente emparentadas con la próstata masculina y que se sitúan en la zona de Grafenberg. (Salud y Sexualidad/END/19/09/03).
Hemos leído y escuchado expresiones del tipo: éstas son las grandes superpotencias, cuidemos nuestro cuerpo humano, hubo un pequeño mini mitin, se autocritican ellos mismos, lo encontraron desmayado y sin sentido, habla tres idiomas diferentes, tuvo una hemorragia de sangre, lo vuelvo a repetir, hay que insistir reiteradamente, él es el candidato propuesto, es preferible prever los hechos de antemano, no puedo recordar de memoria todo lo sucedido, resumiremos brevemente el contenido del informe, ejerció la presidencia durante un período de tiempo de cinco años, los implementos agrícolas los importamos del extranjero, las palabras cuyo significado desconocía las subrayé debajo, etc.
Los ejemplos abundan. Minimizar es ‘reducir al mínimo’; sin embargo hemos oído y leído la expresión ‘minimizar al mínimo’. Leamos: Todas las organizaciones de periodistas están minimizadas a su mínima expresión. (BdeN/15/08/03).
Una precipitación es el agua procedente de la atmósfera y que se deposita en la superficie de la tierra, pero: Hubo déficit de precipitaciones lluviosas en junio. (LP/07/96). El erario es la hacienda pública, sin embargo: Explicaron que la destitución del alcalde se debió al mal manejo del erario público. (END/15/07/03). Las exequias son honras fúnebres, no obstante: … fueron capturados mientras se realizaban sus exequias fúnebres. (END/07/03). Concejo es una corporación municipal, ¿para qué poner entonces la albarda sobre el aparejo? Veamos: El Concejo Municipal procedió a inhabilitar al alcalde… (END/15/07/03).
A veces, el comentario se vuelve una necedad. Fíjese: El círculo redondo ubicado en la punta representa al universo. (LP/12/0803); Muchachas de diferentes centros vistieron las pequeñas minifaldas … (LP/15/09/03); … afirma que Nicaragua tiene arsenal de armas. (BdeN/19/03); La Policía Nacional capturó a 19 sujetos, a quienes les ocupó ocho mil córdobas y municiones de armas. (END/13/07/03); Es una inflamación en la conjuntiva del ojo (END/26/06/03); su gran mega salario de vicepresidente… era fundamentalmente para garantizar la honestidad y transparencia del gobierno. (END/26/07/03); tenía todo el poder omnímodo en esa casa color sapoyol (BdeN/06/08/03).
Alza es el aumento de los precios, pero: … es una decisión de los electores frustrados por las continuas alzas de precios en los productos de la canasta básica. (LP/27/05/03). Constelación es un conjunto de estrellas, sin embargo: … espérame en la constelación de las estrellas. (END/31/05/03). Repetir es volver a decir lo que se había dicho, entonces el verbo lo dice todo: … aunque quisiera no puede repetir de nuevo (BdeN/06/08/03/).
Fácilmente puede uno advertir que la palabra “personas” resulta en estos textos más que sobrante: Por lo menos unas 88 personas habitantes de la comunidad El Zapote tuvieron que ser atendidas. (LP/09/07/96); Los que participaron en este baile son personas promesantes que tienen ya varios años de hacerlo. (LP/28/04/97).
No profanemos la palabra, testimonio fundacional de la lengua. Cuidemos nuestra forma de decir las cosas, porque lo que decimos es un reflejo de lo que somos y pensamos. No vaya a ser que la frase de Kierkegaard nos golpee como una verdad incuestionable: «La gente se sirve a menudo del lenguaje para ocultar que carece de pensamiento».
rmatuslazo@cablenet.com.ni