Opinión

Hablando de chantaje y cobardía


En relación con el artículo de opinión del 09/04/07 publicado en EL NUEVO DIARIO bajo el título Entre el chantaje y la cobardía y firmado por el Dr. Edmundo (Mundo) Jarquín Calderón, deseo compartir con mis lectores lo que pienso al respecto de dos verdades irrefutables contenidas en él.

La primera verdad:
Efectivamente existe algo parecido al chantaje en términos populares, yo le llamaría ventaja en la negociación política. Y por supuesto un inmenso miedo a permanecer en la cárcel. Estas dos posiciones, agregadas al triunfo electoral del supuesto chantajista, nos llevan al caso de la hipoteca con renuncia de trámites o tácticas dilatorias del PLC, y al rebote de ésta sobre todo un pueblo: NICARAGUA. Para hablar de este pacto debemos remontarnos a su origen, que no fue exactamente el chantaje del que habla Mundo. Fue más bien la necesidad de poder gobernar el país, debido a la enorme presión que un Frente hostigoso hacía al Presidente entonces (Dic. 1997).
Posteriormente (con el pacto realizado en su primera etapa) nace la oportunidad política que el ex presidente Enrique Bolaños le ofrece en bandeja de plata al actual Presidente, para hacerse cargo del “Caso Alemán”. El prólogo, desarrollo y final todos los vivimos; unos con más alegría que otros. Especialmente con tristeza los que veíamos acercarse la desgracia del partido y el final de su líder.
Aunque se pudo salvar la situación, las ambiciones políticas de dos candidatos, uno luchando contra la corriente y el otro en un yate de lujo, pero lleno de incertidumbres: no lo permitieron.
Hasta ese momento, la mejor oportunidad política fue para Daniel Ortega, quien se quedó con la mitad y un poco más del pastel. Y de pilón: la Presidencia de la República. ¿Quién --como vos mismo decís apreciado Mundo-- “sensatamente” iba a desaprovechar esa oportunidad?

Veamos la segunda verdad:
“La necesidad de la inversión privada nacional y extranjera”. Por supuesto que necesitamos de ella, “si queremos mantener el modesto nivel de crecimiento (4%) y generar parte de los empleos que demandan los 100 mil nicaragüenses que cada año incrementan la fuerza de trabajo”, tal como dice Mundo. Pero es muy difícil creer que las inversiones no vendrán. Porque no se puede olvidar que la izquierda criolla, y en particular la cúpula frentista en el poder, está conformada por millonarios que no tienen nada que envidiarles a los capitales amasados por el otro extremo ideológico.
Por más que digamos lo que sea del chantajista, lo vamos a tener cinco años como Presidente. De manera que tu preocupación por el pueblo --lo cual miro muy justo y valedero-- no será por mucho tiempo; y aunque tu fuerte sea hablar del crecimiento, y otras materias relacionadas con tu excelente hoja curricular, es importante que te recuerde lo siguiente: el MRS logró obtener el 6% de los votos contables, ALN el 28% y fracción y el PLC el 27% y fracción. Sumando estos votos tenemos 62% del voto contabilizado.
¿No es más que suficiente este resultado para organizar un muro de contención que no permita avanzar hacia el socialismo del siglo XXI al actual gobernante? ¿Permitiremos que se instaure un gobierno que destruya las instituciones existentes en lugar de depurarlas? ¿Seremos otra réplica de Cuba, Venezuela o Irán?

Reflexión final:
Lo importante es organizarnos y aprender a ser unidos como nuestro adversario sabe serlo. Unifiquemos criterios y desde este diario democrático, le propongo a mi amigo Edmundo Jarquín Calderón conformar, revivir o fortalecer un Movimiento de Unidad Democrática al mejor estilo de la extinta UDEL.
En honor de aquel fundador ilustre Dr. Pedro Joaquín Chamorro Cardenal, hoy desaparecido, quien supo unificar su movimiento con el del Dr. Ramiro Sacasa Guerrero (MLC) haciendo una trinchera política de lujo. Vos estuviste muy cerca del Dr. Chamorro y el suscrito fue gran admirador del talento y personalidad política del Dr. Ramiro Sacasa. ¡Qué tiempos aquellos Mundo! Recuerdo la histórica reunión en la cuesta Country Club en la cual ambos tomaron la palabra, uno por el Movimiento Liberal Constitucionalista y el “Mártir de las Libertades Públicas” por UDEL.
Dejemos a un lado lo que vos llamás “Olores familiares y dinásticos”. Ellos están en el uso de la palabra por cinco largos años y nuestros diputados deberían ser nuestra carta de garantía. A prepararnos para la victoria electoral en las municipales y para la recuperación del poder político en 2011. ¡A jinetear al toro se ha dicho!
Honremos la memoria de Sandino, Zelaya, Zeledón y los héroes y mártires de la revolución, quienes dieron su vida por ver realmente una patria libre y democrática.

acastell46@yahoo.com