Opinión

XV Aniversario de la Camerata Bach


Este año, la Camerata Bach, el conjunto musical de mayor prestigio del país, cumple 15 años de fundada. A través de estos 15 años de fecunda existencia, se ha transformado en toda una institución musical. Muchos han sido sus logros y metas alcanzadas, como también los obstáculos superados. Fue fundada en 1992 por los maestros Ramón Rodríguez y Raúl Martínez. La integran maestros solistas en sus respectivos instrumentos, varios de los cuales han cursado sus estudios superiores de música en conservatorios de Europa y América Latina.
La trayectoria de la Camerata Bach es digna de reconocimiento, ya que gracias a sus esfuerzos y la colaboración del sector privado, hoy puede presentar, como resultado de su arduo trabajo, un aporte a la cultura musical realmente extraordinario.
La Camerata Bach ha sido artífice de grandes conciertos ejecutados, entre ellos, tres óperas presentadas por primera vez en la historia de Nicaragua: La Traviata de Verdi, Carmen de Bizet y Don Giovanni de Mozart. También, por primera vez, Carmina Burana de Carl Orf y la Novena Sinfonía de Beethoven, declarada Patrimonio Universal de la Humanidad por la Unesco. Estas obras se presentaron en Nicaragua como un esfuerzo nacional, apoyado por músicos procedentes de varios países: Centroamérica, Cuba, Estados Unidos, México, Venezuela, Brasil y Europa.
Esta agrupación de música clásica también ha dado sus frutos en el campo didáctico, cultivando a las nuevas generaciones en su amor por la música a través de la Academia de Música “Luis A. Delgadillo”, así como la publicación de una Cartilla Didáctica Musical, diseñada como complemento a su programa educativo. Auspicia también la Orquesta Juvenil que lleva el nombre del maestro Carlos Tünnermann López y la Escuela de Música “Lizandro Ramírez”, de Masatepe. Estas escuelas son las canteras para el relevo generacional.
Otro campo fertilizado por la acción de la Camerata Bach ha sido la realización de los seis Festivales Centroamericanos de Música Clásica, presentados en nuestro país e integrados por músicos latinoamericanos. Los primeros festivales fueron dedicados a los valores más altos de nuestra música culta (Carlos Tünnermann López, los hermanos Ramírez, Luis A. Delgadillo, Alejandro Vega Matus, José de la Cruz Mena y Juan Manuel Mena), rescatando sus obras y haciéndolas interpretar por la “Sinfónica Centroamericana”, creada gracias a la colaboración de los mejores grupos musicales de Centroamérica, Cuba y México.
Para que perdure en el tiempo su trabajo musical, la Camerata Bach es una de las agrupaciones que más discografía ha realizado. Muchas de ellas representan el rescate de nuestra música vernácula y clásica nacional de compositores nicaragüenses, algunos de los cuales permanecían en el olvido, logrando así difundir la obra de notables músicos del país y ampliando nuestro panorama musical.
Estos 15 años de infatigable labor de la Camerata Bach no pueden pasar inadvertidos por el pueblo de Nicaragua, a quien han dirigido sus esfuerzos con el único objetivo de preservar nuestro patrimonio musical, divulgar nuestra identidad cultural y darnos a conocer, además, la música clásica internacional y contemporánea.
La Camerata Bach goza de prestigio internacional y ha dado conciertos en varios países de América Latina, Europa y en los Estados Unidos. Se hizo acreedora al Premio Nacional de Música “Maestro Luis A. Delgadillo”, otorgado por el Foro Nicaragüense de Cultura y, en el mes de enero de este año, el ex presidente Enrique Bolaños le hizo entrega de la más alta distinción cultural del país: la Orden “Rubén Darío”, en la persona de su director, el dinámico y creativo maestro Ramón Rodríguez.
Esta noche, bajo los auspicios de la Unión Europea y en ocasión del 50 Aniversario de los Tratados de Roma, en el Teatro Nacional “Rubén Darío” se presentará nuevamente la Novena Sinfonía de Beethoven, con la participación de la Camerata Bach, el Coro Parajón Domínguez, el Coro de Cámara de Nicaragua y artistas de Costa Rica, bajo la dirección del maestro Juan Manuel Arana.
Managua, marzo de 2007.