Opinión

Contestación a EmbUSA al respecto de aclaración incompleta


Si el señor agregado de Asuntos Públicos de la Embajada de USA (EmbUSA), Mr. Jerome Oetgen, leyera detenidamente mi artículo del 22/02/07, vería que no afirmo que trasladaron recursos de un programa de Nicaragua a otro en Honduras, en primer lugar, y en cuanto a la tergiversación también se equivoca ya que él mismo confirma los programas que el suscrito señaló.
Lo que sí dije es que deseaban (había intenciones) trasladar parte de esos fondos a una empresa hondureña que se identifica como Atuto, asunto confirmado en su artículo de aclaración al referirse a un hermanamiento de las compañías Atuto y Nicamano. Con esta aclaración que el señor agregado de Asuntos Públicos de EmbUSA hace, reconoce que la inquietud de este colaborador de EL NUEVO DIARIO tiene sus fundamentos, y no es producto de falsedades ni tergiversaciones.
El suscrito no ha insinuado nada, pero sí señalado que de terminar ese proyecto quedarán sin trabajo los 30,000 pequeños productores que desde el año 2003 --como dice Mr. Oetgen-- se han beneficiado del programa PFID que Usaid lleva a cabo a través de la Universidad del Estado de Michigan.
Admito que mi señalamiento pudiera ser un tanto exagerado y solamente en eso le doy la razón al señor agregado, ya que realmente los productores tienen la capacidad de ingeniárselas para continuar de alguna manera con la comercialización de sus productos.
Finalmente, quiero referirle al diplomático norteamericano que en la mañana del mismo día de la publicación de mi artículo recibí una llamada de un amigo que después de saludarme y garantizarme que era mi amigo y jamás diría el nombre de la persona que me dio información para escribir mi artículo, (según él) me dejó la impresión de que había causado alguna sensación de malestar o inconformidad en el AID sin lugar a dudas. De lo que nunca hablaron, mi amigo ni el señor agregado, es del final de mi artículo, de los buenos lazos de amistad entre el señor Holland Millis, quien tiene que ver con la compañía Atuto, y el señor Alex Dickie, actual Director de la AID y anteriormente Director en Honduras.
Si el señor Jerome Oetgen desea continuar con sus aclaraciones, le ofrezco mi correo electrónico como mejor medio. No obstante, le contestaré públicamente si así lo desea. Tenga usted un buen día Mr. Oetgen.
acastell46@yahoo.com