Opinión

¡Alerta! Gobierno de USA


En días pasados hice referencia a la falta de humanización y de lógica en el accionar en las relaciones Nicaragua-USA. Mencioné que el actual Presidente va a tratar de imprimirle su sello neosocialista (Socialismo del siglo XXI) a éstas. Como muestra presentó a la Comunidad Internacional a don Hugo y a don Evo el día de la toma de posesión de plato principal. Sin embargo, días después enviaba su gobierno como embajador de Nicaragua en Washington D.C. al doctor Arturo Cruz hijo, es decir, dos de cal y una de arena. Señalé asimismo la actitud errónea del gobierno USA al inmiscuirse en nuestra política criolla sin el menor rubor o respeto a nuestra soberanía. Ellos pueden hacerlo, pero no deben.
Recuerdo la entrevista al famoso consultor político James Carville, del Partido Demócrata (que trabajó en la campaña que llevó al poder a Bill Clinton) y que News Week publicó en su edición del 30/10/06. Quien a una pregunta del reportero contestó: “Yo creo que el mundo está cansado de pelear con nosotros, Estados Unidos, y nosotros de pelear con el mundo”, objetando duramente la actitud guerrerista del actual presidente USA. Esta frase honesta y espontánea no puede ser más elocuente. Y es que realmente la Administración Bush debería saber que los latinos no somos sus enemigos; y que a pesar de contar en nuestras filas con muchos vende-patrias, también existimos millones de nacionalistas.
He aquí una muestra de lo que es una actitud errónea o decisión inadecuada:
El AID, Agencia Internacional para el Desarrollo a través de la Universidad del Estado de Michigan, invierte en el PFID, Promotion for Food Industry Development, la suma de U$ 5,000,000 o más, al año. Este dinero sirve para apoyar al sector agrícola en un interesante programa que redunda en beneficio de ambos países; de tipo social y económico. Para ilustración de mis amables lectores les informo que dicho programa, dirigido por una extensión de la universidad antes mencionada, beneficia a 30,000 pequeños productores nicaragüenses quienes exportan alrededor de U$ 40,000,000 al año en diferentes cultivos como okra, cebolla dulce, calabacines, café gourmet, frijol rojo, negro y otra variedad de vegetales que finalmente son comprados por una empresa subsidiada por Wall-Mart y cuyo destino final viene a ser los supermercados que dicha cadena posee en Centroamérica.
Resulta que el señor Director del AID en Nicaragua, quien antes estuvo en el mismo puesto en Honduras, desea trasladar parte de esos fondos a una empresa hondureña que se identifica con el nombre de Atuto, cuyo propietario al parecer es muy amigo del señor Director Mr. Alex Dickie. ¿Por qué se llevan este programa tan vital para la empobrecida agroindustria nicaragüense? Sea del gobierno americano directamente o parte de la Cuenta del Milenio, sepan nuestros amigos norteamericanos que dejan sin empleo a 30,000 pequeños productores que a razón de cinco miembros por familia, constituyen 150,000 personas. ¿Qué creen que pensará el Presidente del pueblo cuando estos pequeños agricultores presionen para que continúe el programa en Nicaragua? ¿Acaso es más importante
el lazo de amistad entre el señor Holland Millis y
Mr. Alex Dickie? Tiene la palabra la Agencia Internacional para el Desarrollo.

acastell46@yahoo.com