Opinión

Revolución en el Colegio


Un giro radical tomó la más importante expresión del gremio periodístico del país, el Colegio de Periodistas de Nicaragua (CPN), al convocarse el pasado sábado en el auditorio de la Universidad Nacional de Ingeniería, en donde las mujeres se tomaron los principales cargos directivos, algo poco usual en la historia de cualquier organización nacional.
De regreso del cansado Congreso, algunos de mis colegas dieron por llamar a este hecho “El Factor Chayo”, en clara alusión al poder e influencia que ostenta la primera dama Rosario Murillo. Ahora los hilos del CPN están controlados por Mercedes Rivas, Irma Franco, Leyla Martínez, Telma Nidia Guerrero y Fátima Herrera, quienes se alzaron con la Presidencia, Secretaría, Tesorería, Segundo Vocal y uno de los cargos dentro del Comité de Ética y Honor, respectivamente. La Vicepresidencia quedó a cargo de Joaquín Absalón Pastora; la Fiscalía, representada por Duilio Palacios; como primero y tercer vocal Rony Pérez y Juan Mairena, respectivamente, y en el Comité de Ética y Honor fueron electos Roberto Sánchez, Lenín Palacios, Mario Fulvio y Teodoro Kuhl.
No fue una lucha titánica, pues las mujeres se impusieron sin mucho esfuerzo y hasta contaron con el apoyo de la mayoría de los hombres presentes. En este caso, los grandes perdedores fueron los incondicionales de los dos anteriores gobiernos (Alemán-Bolaños), representados en las personas de Justo Rufino Meneses y Celso Canelo, quienes en el mismo Congreso fueron seriamente cuestionados por el triste papel que jugaron en la Directiva saliente. A éstos se les señaló de corrupción y, por el cansancio de los congresistas, se salvaron por esta vez de ser expulsados del CPN.
Aunque la mayoría de los cargos quedó en poder de periodistas provenientes de la Unión de Periodistas de Nicaragua (UPN), fue notorio el reconocimiento que hizo el Congreso a Joaquín Absalón Pastora por su buen desempeño en la anterior Directiva, lo que le valió ser electo de manera unánime como Vicepresidente del CPN, así como también Duilio Palacios se alzó como Fiscal mediante votación directa y secreta. Pastora y Palacios representan el ala gremialista y no confrontativa dentro de la Asociación de Periodistas de Nicaragua (APN), lo cual coloca al CPN en una mejor posición para emprender las acciones que beneficien a los colegiados.
Como principal demanda planteada a los nuevos directivos por los periodistas está la inmediata revisión de los casos irregulares de afiliaciones que se otorgaron desde antes del Congreso Constitutivo. Un diagnóstico reciente elaborado sobre el CPN destaca que a nivel nacional existen 160 impugnaciones, de las que seis se originaron en Matagalpa. Por las presiones de Justo Rufino Meneses y Celso Canelo sobre el resto de la anterior Directiva del Colegio, estas impugnaciones no tuvieron el efecto deseado y ahora serán resueltas por los nuevos directivos. Ese fue el compromiso que logramos arrancarles los departamentos para después poder proceder a montar las delegaciones.
*Periodista