Opinión

Por una agenda tributaria nacional


Con la inauguración del nuevo gobierno sometemos a la consideración de todos algunos elementos técnicos para elaborar una propuesta tributaria que ajuste “equitativamente” nuestro sistema tributario. Hablamos de ajuste tributario y no de reforma tributaria para evitar una idea de prolongación en el tiempo y de inmensas consultorías.

I. En lo social
1. Desgravar del Impuesto Selectivo al Consumo (ISC) la producción nacional de leche de sabores y bebidas a base de leche. Este impuesto se traslada directo al consumidor, que es quien lo paga.
2. Eliminar el Impuesto al Valor Agregado (IVA) a la adquisición de bienes, materias primas e insumos para la producción de leche. Hasta hoy los listados que puede gestionar el productor pasan por la “discreción” de funcionarios.
Para evitar negociaciones no transparentes, estos listados consensuados con los sectores deben publicarse en todos los medios escritos, lo cual garantiza su aplicación general.
3. Desgravar del Impuesto al Valor Agregado (IVA) la adquisición de bienes, materias primas e insumos para la producción de medicinas y otros bienes para uso de la salud humana y bienes de la canasta básica como el arroz, los frijoles, el pan, etc. Este impuesto simplemente se traslada al costo y al precio, debiendo pagarlo el consumidor. Esta afectación es independientemente de que la venta de los bienes de la canasta básica esté exenta del IVA.
¡Increíblemente en nuestro país, las cintas de uso médico para medirse el azúcar los diabéticos están gravadas con impuesto!, porque el gobierno anterior consideró que no eran vitales para la salud humana.
El crimen social descrito en los puntos anteriores aplica en nuestro país desde 2003 con la mal llamada Ley de Equidad Fiscal, que trasladó esos impuestos al costo y por ende al precio contra el consumidor.

II. Para la equidad tributaria
1. Elevar el techo de exención de IR a cien mil córdobas (C$100,000.00) anuales, actualmente en cincuenta mil córdobas (C$50,000.00), que por la devaluación ha hecho que paguen IR quienes en términos reales ahora ganan menos y no deben pagar IR. Esta iniciativa ya está en la Asamblea Nacional como proyecto de ley.
2. Restablecer el derecho justo de la deducción personal a favor de los asalariados. Fijar un porcentaje de su salario que sea deducible y el cual ampara los gastos tales como: ropa para trabajar, gasto de transporte para ir al centro de trabajo, colegio y gastos médicos de los hijos, etc. Esto no es nuevo, existió desde los años 70.
3. Que sea deducible el pago del IBI por la casa de habitación, no hay un gasto más vinculado a la generación de rentas, ya que si los trabajadores no descansamos, no trabajamos.

III. Para fortalecer la inversión y la economía nacional
1. Eliminar el odioso IR mínimo obligatorio sobre los activos. Este mecanismo recaudatorio antitécnico atenta contra la inversión porque la grava.
Si se va a establecer un parámetro de IR mínimo, debe considerarse los ingresos o la renta y no los activos, que es gravar la inversión patrimonial.
2. Restablecer la Depreciación Acelerada, que no afecta la recaudación real, sino la de corto plazo. La visión de país es de futuro.
3. Definir con claridad meridiana los incentivos a la producción y a la exportación, eliminando toda facultad discrecional y arbitraria de funcionarios públicos. Este detalle existe.
4. Facilitemos la ampliación de la base de contribuyentes con regímenes sencillos y no exigiendo complicados sistemas de respaldo.
Miles que desean tributar retroceden ante el sinfín de requerimientos burocráticos.

IV. Por la institucionalidad tributaria
1. Nombrar y ratificar al Tribunal Tributario Administrativo como instancia de apelación de los derechos de los contribuyentes según lo ordena el artículo 207 del Código Tributario.
2. Las nuevas autoridades administrativas deben garantizar que se aplique la ley taxativamente y las sentencias de la Corte Suprema de Justicia; que a pesar de ser una orden constitucional, la práctica del gobierno anterior fue no acatarla, por ejemplo, la Sentencia 141.
Finalmente, el argumento de que se disminuye la recaudación carece de total validez cuando se recauda impuestos violentando principios elementales de beneficio social, encareciendo la canasta básica y recaudando sin equidad y justicia.
Eso no es recaudación. Eso es exacción ilegal.