Opinión

Bitácora


El miedo de los glotones

El miedo de la extrema derecha, la oligarquía, no es que se repitan las condiciones que se vivieron durante la guerra en la década de los ochenta, la cual que ellos mismos auparon, si no el miedo por el gobierno progresista que desarrollará la alianza “Unida, Nicaragua Triunfa”, que encabeza el FSLN.
Y menciono sólo la oligarquía porque es ella, con el apoyo del gobierno de Bush, la que ha venido dirigiendo la campaña para destruir al FSLN, y en el presente año cada día con mayor desesperación para unir primero a los liberales y después a sus adláteres, sus “hijos de casa” para que no gane las elecciones la alianza “Unida, Nicaragua Triunfa”, el FSLN.
Y menciono sólo a la oligarquía porque es el sector más interesado en manipular a un sector de la burguesía media y baja, y demás correligionarios, ¿cómo? Repitiendo a través de sus redes códigos y símbolos de su ideología; también atemorizando con deslegitimar a toda persona que se comprometa con la lucha contra el neoliberalismo. El Gobierno de Bush, desprestigiado por la mayoría de los ciudadanos norteamericanos, ha intentado abiertamente atemorizar a “moros y cristianos en Nicaragua mandando a interventores cavernícolas.
La oligarquía no ha vuelto a tener la conducción política completamente desde el tiempo de los Somoza (en los últimos años lo ha tenido a medias para un gran daño).
Con el viejo Somoza y el gobierno de Luis Somoza compartían el queque económico, pero la dirección política no. Un ejemplo, cabe recordar cómo se dividía el negocio financiero: el Banco Nicaragüense era negocio redondo de la oligarquía de Occidente, en el que sobresalía la familia Montealegre; y el Banco de América era de la oligarquía de origen granadino.
Me acuerdo bien que “la iniciativa privada, equivalente a lo que hoy es el Cosep, no se pronunciaba en política y cuando preguntaban los periodistas repetían el estribillo: “Nosotros estamos sólo para producir y comercializar”.
Pero después del terremoto de 1972 Anastasio Somoza Debayle crea para su propio negocio el Banco de Centroamérica, entonces “pegaron el grito al cielo” y toda la “pomada” oligárquica se reunió en el Teatro Rubén Darío, y con temores protestaron por el alza de los impuestos, Somoza se arrechó con ellos, para entonces la presión del FSLN era muy fuerte.
La extrema derecha, la oligarquía, sabe mejor que nadie que el nuevo gobierno en “Unidad, Nicaragua Triunfa” no va expropiar a nadie, que no habrá guerra, que no pondrá obstáculos a la libertad de producir y comercializar, que no confrontará a los organismos bancarios mundiales, que negociará con los EU y con todos los países posibles.
A propósito de bancos, los pequeños y medianos comerciantes, los sectores gremiales, las cooperativas campesinas tendrán bancos que les presten sin intereses glotones, usureros.
Y por qué no hablar de cooperativas en las ciudades. En otros países sudamericanos existen cooperativas dueñas de hoteles, de pequeños supermercados. Los campesinos comprando abonos y fertilizantes a costos bajos para producir más y más barato, relacionándose con el sistema de cooperativas de otros países, bajando el costo del arroz y frijoles, legumbres, verduras, frutas, etc. Ya hay una experiencia con la urea comprada a Venezuela que benefició a 30 mil campesinos con los precios bajos, y 30 mil más con el nuevo embarque. Como dijo un técnico en cooperativa en el programa televisivo del Dr. Orlando Núñez “que los ricos produzcan y comercien con los ricos, y los pobres para los pobres”.
La oligarquía sabe perfectamente que seguirá trabajando para ampliar la unidad y la reconciliación, que la gasolina bajará de precio, que el gas para cocinar bajará un cincuenta por ciento aproximadamente, esto dado a los convenios con Venezuela.
Sabe la oligarquía que todos aprenderán a leer, que jóvenes pobres ingresarán a universidades nacionales y extranjeras, que hay empresarios y derecha nacionalista en “Unidad, Nicaragua Triunfa”. Estas cosas asustan a los millonarios glotones, y la oligarquía mira que su sueño de gobernar política y totalmente a Nicaragua como su feudo se aleja.
El miedo de ellos, mintiendo, lo quieren trasladar al pueblo para confundirlo. Ellos tienen miedo al futuro de solidaridad entre pueblo y gobierno.
*trejosmaldonado@yahoo.es