Opinión

El tozudo Trivelli, un agitador del proceso electoral 2006


Ha demostrado no ser un diplomático honorable, prudente; más bien, por sus procedimientos, luce como un vulgar agente de segunda línea de CIA o el FBI, un desestabilizador político en Nicaragua. El proceso electoral nicaragüense, con algunos tropiezos, mal que mal podría haber marchado en condiciones aceptables si este intruso no estuviera al mando de la política interna. Él ha creado mucha incertidumbre y especulaciones con su apoyo descarado al candidato del capitalismo salvaje y por su arraigado antisandinismo.
La confrontación no es entre candidatos auténticamente criollos, sino entre el gobierno de los Estados Unidos de América y el FSLN, esto debe quedar muy claro. Culpables, por tolerancia y pasividad, son el canciller de la vergüenza que ha mantenido el actual gobierno y unos cuantos nicaragüenses arrastrados, lame suelas, del sector político y del gran capital.
Menos mal que el panorama imperialista norteamericano en Nicaragua va quedándose solo, acompañado de agentes criollos a sueldo y del gran capital local, veamos hechos:
El Centro Carter ya declaró no estar de acuerdo con el injerencismo de su gobierno.
La misión de observación electoral de la Organización de los Estados Americanos (OEA) lamentó que autoridades y representantes de “otros países intervengan de manera activa en el debate electoral nicaragüense”. “El futuro de las instituciones políticas de este país depende exclusivamente de la decisión de los ciudadanos de Nicaragua” (END 26/09/05).
José Miguel Insulza, Secretario General de la OEA, aprovechó la visita al presidente para criticar la injerencia extranjera en los asuntos internos políticos de Nicaragua (La P. 30/09/06).
A propósito, en semanas pasadas el embajador de Venezuela en Chile tuvo críticas a la Democracia Cristiana, uno del grupo de la coalición del gobierno vigente, y de inmediato Chile pidió a Venezuela retirar a su embajador por meterse en asuntos internos (END 24/09/06), anunciando Venezuela días después el inmediato cambio de su embajador (La P. 03/10/06).
Chile es un país digno y lo mismo sus ciudadanos, no existen vende patria como en Nicaragua, amistad es una cosa, servilismo otro, no toleran la mínima injerencia en su política y asuntos internos. Los ministros de Relaciones Exteriores son de altísima calidad y los embajadores cumplen al pie de la letra sus funciones.
El jefe de la misión de observadores electorales de la Unión Europea que nos visitó afirmó que la voluntad de la misión es “respetar la voluntad del pueblo de Nicaragua para que elija sus autoridades”. Unión Europea insistió en que vinieron con la intención de hacer un trabajo de nivel y de absoluta responsabilidad con un perfil de respeto en cuanto al proceso electoral que vivirá Nicaragua, “nosotros no somos un partido político más, no tenemos ni tendremos candidatos, el papel de la Unión Europea será simplemente de observar”.
A la embajadora de Suecia se le anduvo soltando la lengua en asuntos fuera de lo meramente diplomático. Un miembro del CSE aseguró que las autoridades electorales nacionales enviarían una carta de protesta al primer ministro de Suecia y al ministro de Relaciones Exteriores. Se ignora si lo hicieron y si fue retirada (La P23/09/06). A embajadores de otros países les gusta meter su cuchara, de vez en cuando; ojo, sean respetuosos en sus funciones propiamente diplomáticas, a lo que vinieron, cumplan con sus cargos. Quienes meten la pata no pueden sacarla con explicaciones o aclaraciones.
En el conocido caso del IRI no sabemos en qué paró, carece de lógica que una ONG extranjera, con sede en Washington, creada con fines políticos, venga a establecerse en Nicaragua, su objetivo es muy preciso, meterse en la política criolla, y supone que ya debió echarse del país.
El secretario de Defensa, Donald Rumsfeld, en la Conferencia de Ministros de Defensa declaró: “Tengo órdenes estrictas del presidente de Estados Unidos de no participar en política, y si ése es el caso allá, mucho menos que me inmiscuya en la política de Nicaragua” (La P. 3/10/06).
La visita del congresista Dan Burton generó muchas especulaciones y esperanzas en algunos del mundo político y capitalistas, habiéndose entrevistado con candidatos del ALN y del MRS, excluyendo a los otros partidos. ¿A cuenta de qué el congresista Burton visitó Nicaragua, cuál fue el mensaje al gobierno y a los candidatos que los Estados Unidos califican de “demócratas” de la palabra? Congresistas nada tienen que hacer aquí, sus clavos están en su casa.
Observó Trivelli el interés en personas de su gobierno, del Congreso de los Estados Unidos y del sector privado en visitar Nicaragua, políticos a qué, por lo que el gallo más gallo de Trivelli confirmó abiertamente el interés del gobierno norteamericano en los resultados electorales del próximo 5 de noviembre, (END 26/09/06). No descartó Trivelli la posibilidad de que vengan a Nicaragua más funcionarios de su gobierno con miras a unificar a las organizaciones políticas autodenominadas “democráticas”, a fin de derrotar el candidato presidencial del FSLN. Así es la democracia del garrote y dólares.
“Hemos dicho (afirmó Trivelli) en muchas ocasiones que este proceso electoral es importante para Nicaragua, para la región y para los Estados Unidos por muchas razones, entre otras, que tenemos hasta medio millón de nicas viviendo en los Estados Unidos”, notificación que significa deportaciones y CERO remesas, en buen castellano.
¡Abrase visto semejante chantaje!, o nos complacen o sepan lo que les esperan cosas muy graves. Es la democracia norteamericana del buen vecino, conmigo o contra mí. Los criterios esclavistas del imperialismo de siglos pasados se mantienen sin ruborizarse.
Los políticos criollos que han venido reuniéndose con esta gente son unos vende patria, al diablo con Nicaragua piensan, con tal de llegar al poder. Los nicaragüenses propiamente honorables deberían ignorarlos. Para las Fiestas Patrias se canta mucha poesía heroica, pero a la hora de echárselos a tuto… se acalambran, se conocen calidades de nicaragüenses.
¡Para Trivelli no hay injerencismo, todo es legal, correcto, en la colonia nicaragüense!
El secretario general de la OEA, señor José Miguel Insulza, afirmó a propósito de la visita de Burton: “Ese hábito no nos gusta en la OEA, ese tipo de situaciones termina teniendo efectos negativos y perjudicando al candidato que pretender apoyar” (LA P. 30/09/05).
“Las personalidades o dirigentes de un país no deben intervenir ni siquiera verbalmente en lo que ocurre en otro país, pero desgraciadamente se ha hecho un cierto hábito y a nosotros ese hábito no nos gusta. Preferiríamos que todos, de una y otra corriente, de uno y otro país, nos abstengamos de participar en debate electoral y de tratar de influir en el voto del ciudadano”. La OEA bajo la dirección del señor Insulza es una oportunidad única para países súper atrasados de la región, como Nicaragua y Haití, de trabajar su libertad política y dar sus primeros pasos en democracia si en sus respectivas sociedades aparecieran políticos criollos de alto kilataje.
Ese radicalismo entre derechas e izquierdas en el siglo XXI carece de sentido en el mundo. El socialismo tiene derecho a gobernar salidos de procesos electorales transparentes. Por otra parte, esa parte del izquierdismo o del populismo ya no existe, hay que civilizar o culturizar a los votantes para que ellos resuelvan esta arcaica disyuntiva. Lo que ocurre es que Estados Unidos tiene muchos pueblos enemigos por su imperialismo, no aceptan la libertad en otros países, no quieren aprender a vivir en las vicisitudes de la globalización política mundial. Con su imperialismo y caprichos han creado numerosos enemigos, y con el agua al cuello, exigen que países lo defiendan con la muerte de sus ciudadanos. Si Sandino gobernara, no habría Trivelli.