Opinión

Ética vs. “racionamientos” financieros


Los racionamientos en la distribución de energía eléctrica, obedecen a una real necesidad. ¿Los racionamientos realmente están sirviendo para resolver la crisis energética?
Yo personalmente creo que “La Crisis” se permite y se fomenta porque es un gran negocio para los que “están en el negocio”. Si aquella no fuera negocio, hace mucho tiempo hubiera sido superada. Si observamos las medidas que se han tomado, ninguna ayuda a resolver la crisis: a) adelantar la hora y b) compactar el horario en el gobierno.
Por otro lado, vemos que las alternativas que han ofrecido, tampoco buscan resolver la crisis: a) traer una barcaza (no sabemos de dónde viene, quién la contactó, etc.), y b) que el precio de la energía eléctrica vaya subiendo conforme sube el precio del petróleo.
Nadie ha querido implementar medidas que impliquen USO EFICIENTE DE LA ENERGÍA. No interesa que los ciudadanos nos beneficiemos de la energía eléctrica para salir de la pobreza. Lo que les importa es que la tengan únicamente quienes la puedan pagar.
Decimos que los “RACIONAMIENTOS” SON FINANCIEROS, por las siguientes razones:
1) Si se desea subirle el precio al kw/h, se implementan los racionamientos a fin de crear desesperanza en la población, de modo que llega un momento que uno acepta el aumento “con tal de no tener más racionamientos”. Esta actitud es manejable por los generadores. Desgraciadamente el ente regulador no tiene instrumentos legales para corregir esta arbitrariedad, ya que los generadores tienen un régimen de precio libre.
2) Si se quiere hacer un negocio con carácter de emergencia con la generación, tal y como está sucediendo con la barcaza, se admiten y permiten los racionamientos. En estos momentos han logrado crear “sentimientos de culpa” si no se toma la decisión de contratar a esta generadora. ¿Por qué es necesario hacer un contrato por siete años? ¿Y el implemento de la generación a partir de fuentes renovables, ya se les olvidó? ¿Por qué hacen creer que estará lista para las elecciones?
3) Si la distribuidora quiere tener alivio financiero, recurre a los racionamientos. Ya nos tienen acostumbrados. Si en algún momento se quieren evitar el lío de estar en negociaciones y compras en los países vecinos, lo mejor es alargar los racionamientos. Por un lado, respira la distribuidora, y por otro, continúa la presión sobre los usuarios para que terminemos aceptando los aumentos que pretenden hacer los que están en el negocio.
4) Nadie ha querido hacer RACIONAMIENTO con las PÉRDIDAS. Si se hubiera exigido, a estas alturas hubiera disminuido la factura petrolera, o hubiera reserva, o más ciudadanos tuvieran acceso al servicio de energía eléctrica. Para privatizar, se fijaron las pérdidas para el año 2006, en: 12%. Sin embargo, en el año dos mil tres, proyectan pérdidas para el mismo año 2006, en 27%. Esto significa que hay un 15% con el que algunos hacen negocio.
Con frecuencia muchos de estos actores esgrimen concepciones de: ÉTICA EMPRESARIAL, RESPONSABILIDAD EMPRESARIAL, ETC.
Son puras palabrerías. Ni siquiera podemos hablar de doble moral. Es simplemente falta de moral o de ética. Por un lado, ¡qué bueno que este gobierno ya se va! Por otro lado, qué triste que nadie quiere hacer nada y nosotros los ciudadanos lo permitamos. No deberíamos permitir al próximo gobernante de que se esté quejando de lo que “hereda”, debemos estar claro que ASUME.
Estamos claros de algo: no hay ley ni ética (o moral), no hay voluntad, y nosotros no exigimos, nos han venido adormeciendo con los racionamientos. ¿Hasta dónde queremos llegar? No podemos dejarlo todo al AZAR o a las “fuerzas ciegas del mercado”.
El autor es ignorante de nacimiento.