Opinión

A propósito de: “Japón apoyará a quien gane”


Dr. Enrique Beteta Acevedo
“No estamos motivados por el favoritismo de
ninguna opción política”
Sr. Takashi Fuchigami
El 20 de septiembre del año en curso en EL NUEVO DIARIO, en la sección de Política, en la página 6A, me encontré con un artículo llamado “Japón apoyará a quien gane”; en dicho texto el encargado de Negocios de la embajada del Japón, el señor Takashi Fuchigami, expone que su gobierno mantendrá el apoyo económico a Nicaragua independientemente del candidato que resulte electo en la contienda electoral del 5 de noviembre.
Resulta que en este mismo reportaje se asegura que el encargado de Negocios de la embajada del Japón hace entrega de US$ 87,000, que traducidos en centavos en Nicaragua son C$ 1,545.990 (un millón quinientos cuarenta y cinco mil novecientos noventa córdobas). Yo diría que es mucho dinero para promover el voto entre los ciudadanos, y duele más cuando se señala que es para estimular al voto a los ciudadanos pobres; pero lo contradictorio es que este dinero será manejado por gente que lo menos que tiene es relación con los pobres; se han autodenominado “Movimiento Por Nicaragua”, y desde hace meses se han definido simpatizantes de uno de los candidatos a presidente, ellos siguen haciendo cosas que evidencian su apoyo a dicho candidato.
En este mismo artículo el señor Takashi Fushigami refiere que “este aporte no está motivado para favorecer a ninguna agrupación política, tiene como objeto único fortalecer la democracia al auspiciar la participación masiva e imparcial del pueblo nicaragüense en el proceso electoral de noviembre próximo; menciona que no están motivados por el favoritismo de ninguna institución política en particular”.
Revisemos lo siguiente, si estos US$ 87,000 se han entregado bajo esos principios, tengo varios señalamientos tanto al encargado de Negocios de la embajada como a los dirigentes del Movimiento por Nicaragua:
1. Si el aporte no está motivado para favorecer a ninguna agrupación política, entonces, como ciudadano responsable y apegado a las leyes de este país y en fiel cumplimiento al mandato y al protocolo internacional de las relaciones entre países y relacionado con el funcionamiento de las embajadas, solicito que ustedes como embajada del Japón fiscalicen que no se dé ese favoritismo en las diferentes formas, mecanismos e instrumentos que esté utilizando dicho movimiento para promover el voto. Pues si se revisan las cuñas radiales y los spot de televisión realizados hasta ahora y difundidos en distintos medios, tienen una marcada tendencia a deslegitimar a dos alianzas de partidos en la contienda electoral, tirando a la basura el espíritu que, me imagino, quiso imprimirle la embajada a dicha cooperación. Al menos desde que recibieron “la pequeña cooperación” los amigos de este movimiento ya han realizado 2 ó 3 conferencias de prensa, y en honor a la verdad sólo encuentran fallas en dos alianzas que por “casualidad” son las aludidas en la cuña radial y el spot de televisión. Creo que el apoyo a su candidato deben al menos disimularlo, pero entonces me queda la duda: ¿qué opina la embajada de este tipo de promoción del voto? ¿Contribuye a fortalecer la democracia del país? ¿Se logra la participación masiva e imparcial del pueblo en el proceso electoral? Con estos primeros productos parece que sí existe una motivación a favorecer a un determinado candidato.
2. Espero que la embajada haya suscrito criterios de cooperación que puedan ser sujetos de revisión si el mencionado movimiento incumple con los principios democráticos de respetar realmente la posibilidad de que cualquier partido puede salir electo; todos entran al juego con posibilidades de ganar o perder con las reglas establecidas. Todos los nicaragüenses sabemos que el Movimiento por Nicaragua no es imparcial, entonces el dinero que aseguran es para sentar las bases para que escojamos al futuro gobernante y a los diputados del país, pues directamente se está apoyando al mencionado candidato de la ultraderecha del país.
3. Me parece que hubiese sido importante destinar una parte de este dinero para trabajar la tolerancia entre los ciudadanos, aunque muchas veces los más intolerantes son los que pertenecen a estas organizaciones y se autollaman salvadores de la democracia, se erigen con la banderita de democráticos y para ellos no es posible que otro partido que no sea el de su preferencia obtenga el triunfo en unas elecciones como las del 5 de noviembre.
La señora Pilar Martínez, Directora Ejecutiva del Movimiento, argumenta que tienen como objetivo fortalecer la participación ciudadana en los comicios nacionales, al menos lo actuado hasta el momento por esta agrupación, pues me puedo atrever a señalar que no han tenido un mensaje propositivo, incluyente, verdaderamente democrático que el común y silvestre ciudadano que pulula por las calles pueda sentir propio ese mensaje, que cada poblador se identifique con él, pues siempre nos están mostrando la cara negativa, la intolerancia, la exclusión, el avasallamiento, la discriminación por pensar distinto, el rechazo por ser de ideologías diferentes.
De todas formas, muy bien por la embajada del Japón, les dejamos esas recomendaciones, y por favor seamos propositivos, trabajemos la tolerancia y sugiero que empecemos por casa, es decir por el movimiento que dirige la señora Pilar, así estaremos construyendo una Nicaragua unida.
Médico salubrista
solunafectoso@yahoo.es