Opinión

La peor obra de un/a poeta es fomentar el odio


Desde julio estaba con las ganas de escribir para responder un artículo que salió publicado el 24 de julio del año en curso en EL NUEVO DIARIO. Ayer tuve la oportunidad de leer otro elaborado por una de las poetas que se benefició de la popularidad de la Revolución Sandinista para construir su fama personal. Después de leerlo me di a la tarea de redactar este humilde artículo.
Me puedo atrever a comentar que el alma de un/a poeta no puede estar contaminada por el odio, pues llueven frases, enunciados o palabras que no están en matrimonio con el espíritu de las palabras reflejadas en poemas que nos incitan a la sexualidad libre, al amor, al respeto entre los hombres, a poder habitar almas basados en la reconciliación y la unidad, poemas que nos muestran al desnudo la piel de los afectos.
El odio que surge de las vísceras, en mi humilde pensamiento creo que no puede venir de los que sueñan con una “Nicaragua linda”. Uno lee los artículos de la poetisa y fácilmente se le frunce el ceño con las palabras que va leyendo; las paredes del estómago se exprimen dando salida al jugo gástrico y posiblemente te podés ganar gratuitamente una gastritis. Además, si se tratara de contabilizar las palabras de rencor y de desprecio que vomita en contra del partido y del candidato de la convergencia, pues uno inmediatamente se pregunta: ¿qué cosas le sucedieron a la poetisa para cosechar tantas frases de desprecio y llenas de amargura?
En el artículo del 24/07/06 publicado en EL NUEVO DIARIO la poeta hace un esfuerzo mental realmente increíble al comentar que le quedó claro que “Daniel no puede andar a caballo”. Algo sorprendente viniendo de una mujer tan creativa, gastando neuronas en saber si el prójimo podía o no andar a caballo.
Ese mismo día en la sección de Opinión de dicho periódico encontramos un artículo del diputado Wilfredo Navarro Moreira, y puedo asegurar que el mensaje de la poetisa estaba más cargado de odio enfermizo en sus palabras que las del diputado del PLC; espero que no se les ocurra pensar que es por el pacto que Navarro trata más suave al Frente que a quienes surgieron, se formaron, se aprovecharon y se lucraron de él.
Este mismo artículo de la poetisa del mes de septiembre inicia con una mentira al aseverar que Daniel ha estado callado y que no participa en foros públicos; parece que la poeta desconoce las audiencias de los foros realizados, la cual ha sido diversa, entre ellos se han realizado foros con grupos basados en la fe (evangélicos, católicos, etc.), deportistas, grupos de dirigentes del deporte, cronistas deportivos, resistencia, personas con discapacidad, pobladores, campesinos, productores, comerciantes, militantes y simpatizantes de distintos partidos que se han adherido a la Unidad Nicaragua Triunfa. Deseo reconocer modestamente que los planteamientos de la gente han sido diversos, desde aspectos que tienen que ver con las condiciones sociales, falta de infraestructura, falta de equipamientos en hospitales, escuelas, CDI, falta de apoyo institucional y la débil o poca aplicación de políticas públicas que beneficien a la población y todos los sectores. Esto es parte de lo que han expresado los sectores que quizás la poetisa no tiene tiempo de ver por sus constantes viajes en avión, mucho menos conocer a la prole que llega, pues nunca la hemos visto en un barrio comiendo polvo o chapaleando lodo para conversar con la gente.
Uno lee su artículo y rápidamente se da cuenta de cómo la poeta puede con sus palabras hábilmente crear un demonio, armar al diablo, darle vida a Lucifer. La poeta escribe con una magnitud creadora de tipo diabólica, y uno se queda pensando y preguntándose: ¿Daniel es un demonio? No sé, tengo mis dudas y retrocedo la cinta y digo: Daniel se reconcilió con el cardenal Obando y Bravo, con la Azucena Ferrey, trajo a sus filas a doña Julia Mena, al ingeniero Agustín Jarquín, Dr. Guzmán, doña Miriam Argüello, Brooklin Rivera, de Yatama, Morales Carazo, Salvador Talavera, la hermana de Rizo Castellón y otros tanto que se han unido. ¿Eso tiene que ver con una actitud demoníaca?
Usted, mi estimada poeta, menciona el debate de CNN y justifica que una transnacional de la comunicación de origen imperial, pensamiento ideológico imperial, que participó activamente en el golpe de Estado a un gobierno electo democráticamente como es el de Hugo Chávez al guardar silencio de las protestas del pueblo no tuvo otra cuando la situación se volvió incontrolable que dar noticias de las acciones de pueblo venezolano para volver al poder a Chávez. Usted justifica que esta cadena que organizó el debate junto con un canal local que abiertamente apoya la candidatura de uno de los candidatos de la derecha debe venir a imponer reglas a los candidatos presidenciales, además, en el mismo debate se vio claramente cómo los presentadores tampoco estaban revestidos de imparcialidad, pues para nadie es desconocido que el señor Joel Gutiérrez hasta hace unos meses fue el portavoz del gobierno saliente que de paso ha expresado su apoyo a uno de los candidatos presidenciales.
Estos presentadores realizaron preguntas directas, cuestionadoras, tratando, como bien lo señala usted, de sacar a tres de los cuatro candidatos de su área de comodidad, eso lo detectamos todos los que vimos el debate. Poeta, usted no me convence cuando dice que ese debate fue una oportunidad para Nicaragua en términos periodísticos, pues todos sabemos el enfoque de CNN en sus noticias y me extraña que usted quiera vernos como que nos chupamos el dedo.
La poeta nos sigue asombrando cuando en este mismo artículo opina acerca de uno de los foros realizados hace unos días (con jóvenes ambientalistas) y Daniel, me parece que se equivoca y le sugiero respetar a los jóvenes, pues en su artículo comenta tajantemente que Daniel tenía el sartén por el mango y, según ella, decidía qué hablaba y qué callaba. Lo saludable es que si ella quiere una “Nicaragua linda” debe empezar por disculparse con estos jóvenes, pues la audiencia de este foro eran jóvenes con altos niveles de participación en la vida social, con liderazgo en sus organizaciones y comunidades y, además, que conocen perfectamente el tema. Lo que desconoce la poetisa es que ellos han elaborado toda una campaña de incidencia para hacer firmar al resto de candidatos y no era ninguna encerrona como ella ha querido mostrarlo.
La poeta señala que Ortega habló de disolver al Conpes y que pondría a funcionar Asambleas de Poder Ciudadano, y para colmo ella realiza una aseveración de que estas asambleas estarían por encima de los alcaldes. ¿Será que ella desconoce la autonomía de las alcaldías? Además, señala que los integrantes de estas asambleas serían elegidos en instancias desconocidas y deja entrever que dominadas por el FSLN; lo que se aprecia es que la poeta no conoce la Ley de Municipios (40), su reglamento, su reforma, La Ley 475 (Participación Ciudadana), su reglamento, la Ley de Promoción y Desarrollo de la Juventud, inclusive habla de los consejos de juventud a nivel municipal.
Los organismos de poder, como usted señala, no se sacan de la manga de la camisa, pues las leyes establecen instancias de decisión, de consenso, que pueden o deben ser creadas, como son los Comités de Desarrollo Departamental (CDD), Comité de Desarrollo Municipales (CDM), cuya representación es electa en asambleas o es determinada por las propias leyes establecidas actualmente, sus mecanismos de estructuración y su funcionamiento. También existe un sistema de planificación municipal que garantiza la participación de las distintas instancias existentes en el municipio y su participación en la planificación, ejecución y seguimiento de los planes de inversión municipal, son instancias y mecanismos que no las conformó el FSLN, sino que han nacido para lograr el desarrollo local y que las alcaldías que logran hacer funcionar estas instancias resultan ser las mejores; la casualidad, mi querida poetisa, es que las alcaldías en manos del frente han salido muy bien con este trabajo.
De esta forma me despido de la poetisa recordando la novela de La mujer habitada y algunos poemas eróticos que tengo guardados en mi pequeña y modesta biblioteca. Creo que el/la poeta debe ser una persona con capacidad de desprender amor, solidaridad, ternura, armar perdones, construir espacios de comunicación respetuosa, brindar oportunidades para el encuentro, para el abrazo, para el triunfo, para la unidad, para construir la patria linda que soñó Sandino, sin filibusteros.
Médico salubrista
Común y silvestre ciudadano
solunafecto@yahoo.com