Opinión

La LGE y el voto del magisterio el 5- 11


IDEUCA
La Ley General de Educación fue aprobada en lo particular el 22 de marzo de 2006. El 5 de mayo del 2006 la ley fue rechazada (vetada) por el presidente Bolaños, porque tal a como estaba formulada “ponía en riesgo el Programa Económico de este año y del quinquenio “pactado con el Fondo Monetario Internacional. A mediados de mayo la Comisión de Educación de la Asamblea Nacional solicitó al señor presidente que retirara el veto e iniciaran la negociación de los artículos vetados. El presidente no respondió a la invitación. El 2 de agosto, ante la negativa presidencial, dos meses y medio después de esperar, la Asamblea Nacional rechazó el veto presidencial. La respuesta presidencial fue presentar una reforma a los artículos 91 y 102 de la ley aprobada, referidos al financiamiento de la educación no superior y al sueldo de los maestros, iniciándose hasta entonces la negociación que debía haberse dado en el mes de junio anterior entre representantes del FMI, el Ejecutivo, la Asamblea Nacional y Anden. El 22 de agosto, 20 días después de que entrara en vigencia, la ley por primera vez fue reformada.
Respecto de este tema, entre mayo, cuando el presidente veta la ley, y la fecha de hoy en que se publica este artículo por lo menos en cuatro artículos diferentes quien firma procuró poner en evidencia la rigidez de la administración presupuestaria en Nicaragua respecto de las condiciones por parte del Fondo Monetario Internacional, lo que reduce la autonomía y soberanía nacional sobre el manejo de la política pública.
El itinerario seguido por los artículos 91 y 102 de la Ley General de Educación, entre el 22 de marzo y el 22 de agosto de 2006, según la evolución de los textos, fue el siguiente:
1. El artículo 91 de la Ley General de Educación
a. Artículo 91 – LGE, 22 de marzo/06: El presupuesto de la educación no superior será incrementado en un 5% de los ingresos tributarios para dar respuesta al crecimiento en plazas nuevas de maestros para ampliar la cobertura escolar, crecimiento y mantenimiento de infraestructura, incremento de salario de los trabajadores de la educación no superior.
b. Veto Bolaños, arto. 91-LGE, 05 de mayo/06: “Aun cuando el arto. 91 del proyecto de ley se interprete como gasto adicional con financiamiento ya presupuestado, tendría que disminuirse la asignación presupuestaria de otras instituciones que brindan servicios públicos básicos para la población, tales como salud, seguridad ciudadana e inversión en infraestructura. Por las razones apuntadas anteriormente, propongo que el artículo 91 del proyecto de ley se suprima totalmente”.
c. Reforma al arto. 91 – LGE, 22 de agosto/06: Artículo 91. El gobierno de la República incrementará anualmente al presupuesto de la educación no superior, considerando la calidad, la equidad y el crecimiento de la cobertura escolar, construcción, mantenimiento de infraestructura, así como el aumento salarial de los educadores. El crecimiento porcentual anual del presupuesto educativo será sobre la base del presupuesto del año anterior, tomando en cuenta el incremento de los precios en bienes y servicios, la proyección del crecimiento educativo, además, considerando las limitaciones presupuestarias.
2. El artículo 102 de la Ley General de Educación
a. Artículo 102-LGE, 22 de marzo/06: “El salario de los docentes será revisado y negociado con organizaciones sindicales nacionales debidamente registradas de manera anual hasta alcanzar el salario promedio de los maestros y maestras centroamericanos en un plazo de cinco años a partir de la vigencia de la presente ley. Los educadores al jubilarse recibirán el 100% del salario devengado según el cargo que desempeñan al momento de la jubilación o invalidez total permanente.
b. Veto Bolaños arto. 102 – LGE, 05 de mayo/06: “El gobierno es el primero en buscar el beneficio económico de los menos favorecidos, sin embargo, debemos actuar de manera responsable y no establecer en una ley medidas que no se podrán aplicar al final, por carecer de fundamentos económicos”.
c. Reforma al arto. 102- LGE, 22 de agosto/06: “Artículo 102. Los docentes de la educación no superior deberán recibir aumentos salariales anualmente. El porcentaje de incremento salarial será negociado con las organizaciones sindicales de carácter nacional, tomando como piso el incremento de los precios de bienes y servicios y mejoramiento del nivel de vida de los docentes, y limitaciones presupuestarias. Los educadores al jubilarse recibirán los montos establecidos en la ley, de conformidad con las sumas reportadas al Seguro Social y sujetas a deducciones. El INSS realizará inspecciones periódicas para confirmar estas deducciones”.
3. La educación y la oportunidad del 5-11
Después de aprobadas las reformas, un sector ciudadano ha mostrado su descontento acerca de las mismas; sobre esto cabe preguntar: todos sabíamos quiénes eran los negociadores del Gobierno y el FMI y sus posiciones; sabíamos cuándo y dónde se reunían: ¿adónde estábamos nosotros a esas horas para presionar e incidir en sus criterios?, ¿cuántos plantones, cuántas cartas enviamos, cuántos artículos en los periódicos publicamos, cuántas marchas y cuántas sesiones de cabildeo realizamos en esos días para apoyar las posiciones de la Cgten-Anden, que eran las nuestras? ¿Cuántas mantas callejeras colocamos?, ¿cuántos pronunciamientos? Ninguno. Y entonces, ¿en qué quedamos?, ¿la educación es tarea de todos, o es sólo de los maestros sindicalistas? ¿Mientras ellos se parten el pecho luchando por sus derechos, nosotros en palco esperando resultados para criticarles? Eso es injusto, no es correcto.
En Nicaragua la ley no es garantía de cumplimiento gubernamental, ejemplo clásico de esto es el 6% constitucional para las universidades públicas. Esto dice que el origen, carácter, naturaleza e ideología del gobierno de turno es la clave para conocer con anticipación qué va a pasar con el presupuesto para la educación nacional y el salario magisterial en los próximos cinco años. Por ello, la decisión está en nuestras manos, el próximo cinco de noviembre los maestros nicaragüenses tendremos la oportunidad de decidir nuestro futuro.