Opinión

La ventana


Energías renovables
La agresión de Israel contra Líbano ha agregado un nuevo factor de crisis en Oriente Medio y Próximo. Se suma a las guerras en curso en Afganistán e Irak y a la eterna crisis palestina.
La inestabilidad en la zona del petróleo, sumada a la voraz demanda energética de China e India, presionan los precios de los hidrocarburos al alza. Terminarán siendo prohibitivos.
Países como Nicaragua, pobres y sin petróleo, se vislumbran condenados. Nadie vendrá de fuera a evitar el colapso energético. Nadie dará los fondos necesarios para pagar el petróleo.
La responsabilidad es, toda, de los nicaragüenses. A ellos corresponde decidir si salvarse o terminar de suicidarse. A ellos, tomar las decisiones precisas para enfrentar la emergencia.
Recursos hay, inagotables. Energías geotérmica, eólica, hídrica, solar. Las mareas, incluso, son aprovechables. La Naturaleza es generosa en ese aspecto. Pone los recursos en mano.
Lo que falta es un buen gobierno. Uno que elabore un plan estratégico de inversiones, a corto, mediano y largo plazo. Un gobierno que entienda el problema y busque su solución.
Si se resuelve el consumo eléctrico con recursos propios, sólo habrá que importar petróleo para combustible. Gasolina, diesel, búnker... Lo demás sería obtenido ecológicamente.
Resolver lo energético es vital. Vida y futuro están en juego. Cuando vote, piense en ello.
(weblaventana@hotmail.com)