Opinión

La ventana


Flota pesquera
El Estado sandinista invirtió 50 millones de dólares en dotar al país de una flota pesquera nacional, que dejara en beneficio de Nicaragua los frutos del mar. Diera trabajo a su gente.
El gobierno Chamorro desbarató la flota recién comprada. Mal vendió los barcos, arruinó la empresa estatal. Después dio licencias a flotas extranjeras para que arrasaran los recursos.
El desmantelamiento general del Estado llevó al abandono del mar. Los barcos extranjeros empleaban artes de pesca nocivos para sacar cuanto podían, destruyendo el medio marino.
Usaban redes con rastra que desbarataban el fondo del mar. Capturando corales, cangrejos, tortugas, algas... especies sin valor alguno en el mercado. Para sacar camarones y langostas.
Nada, salvo el daño, le quedaba al país. Los funcionarios de gobierno cobraban las coimas y se retiraban a exilios dorados, dentro o fuera de Nicaragua. Que sólo acumulaba pobreza.
Estado bioceánico de grandes riquezas pesqueras, Nicaragua vive de espalda a sus mares. No hay flota, no hay empresas, no hay fábricas de procesamiento. Agua inmensa y olvido.
Un gobierno patriótico buscaría recuperar los mares y sus riquezas. Dedicaría tiempo y dinero para crear una flota pesquera nacional, con criterios sostenibles. Haría país.
(weblaventana@hotmail.com)