Opinión

Carta a Andrés Pérez Baltodano


De su artículo de opinión del día 24 de agosto de 2006, en el que valora a Rosario Murillo, nada puede rescatarse, es imposible construir una sociedad tolerante, abierta y democrática, cuando se descalifica a una persona de una manera tan rotunda, y lo que es más grave, echando mano de criterios de una ciencia – si es que la psicología es una ciencia – que tiene principios éticos fundamentales que usted ha decidido ignorar y que cuenta con un cuerpo teórico que usted no conoce.
Y digo que no conoce, pues la farmacéutica Janssen-Cilag está lejos de ser una fuente teórica aceptable, Myrna Solotorevsky es experta en literatura hispánica y no en temas de diagnóstico psicopatológico. Con esto tengo la impresión de que usted ha entrado a Internet con una idea muy clara y trato de acomodar lo que encontraba en el cuerpo del texto ya definido para darle algún aire de autoridad.
Una breve descripción de la esquizofrenia la puede encontrar en la siguiente dirección electrónica http://hcpc.uth.tmc.edu/spanish_schizophrenia.htm, ahí se define como “un grupo de trastornos que producen distorsión en los pensamientos y en la percepción. Los pensamientos parecieran estar mezclados o cambian bruscamente de un tema a otro. La percepción puede distorsionarse más allá de la realidad, haciendo que las personas oigan o vean cosas que no están allí.” A partir de esa definición notará que las características que atribuye a Murillo no son propias de lo que, aquellos que saben, definen como esquizofrenia.
En ese mismo enlace se aclara que: “al contrario de la creencia apoyada por las películas, la televisión y los libros, es más probable que las personas que padecen de esta enfermedad se recluyan en un aislamiento o pasen a ser víctimas de un crimen en lugar de hacerle daño ellos mismos a otros.” Este otro pedazo de párrafo le quita todo alarmismo a su texto e indica que usted está intentando escribir sobre la psicopatía, pero como su problema es que no sabe, hala de los pelos otro campo de estudio. Para ampliar un poco sus conocimientos tiene el siguiente enlace, bastante aceptable, para una persona que no es estudioso de la psicología: http://es.catholic.net/sectasapologeticayconversos/243/1453/articulo.php?id=24539, también puede consultar en línea un texto interesante sobre los delirios místicos, pues de eso se trata su texto y no sobre la esquizofrenia, enlace: http://www.psiquiatria.org.co/php/docsRevista/18433vigencia.pdf
La ética, un profesional de la salud mental está obligado a no utilizar sus conocimientos para desacreditar a otra persona, por el contrario, procura dar soluciones a los problemas que estén aquejando el desarrollo de la vida normal de la persona; cliente o paciente. Este conocimiento se adquiere en consulta privada con la persona y hasta donde sé usted no es el psicólogo privado de nadie, ni siquiera es psicólogo, tiene amigos, pero los títulos no se adquieren por ósmosis. Estoy claro que algunos estarán de acuerdo “con el fondo” de su texto, pero son conocidos tuyos y hasta ahora la gente que comparte ideas está lejos de leer bien los textos de los amigos.
Ahora bien, el problema central es que usted ha querido decirle demagoga a Rosario Murillo, está bien, es libre de usar el discurso sociológico como le plazca, total, en vista que esta ciencia se quedó sin objeto de estudio, está a la disposición de aquellos que la necesiten.
La próxima vez que quiera escribir algo relacionado con la psicología pida consejo a un desconocido, no a mí, que ya me aburrí de estar formando a la gente.
* El autor apoya el aborto no terapéutico y votará por el rosado chicha.
german.pomares@gmail.com