Opinión

La Ventana


Pesca sin ley

Se quejan pescadores del Pacífico de las barbaridades que se cometen en la pesca. Dicen de pescadores que usan dinamita para extraer producto, destruyendo ecosistemas y recursos.
Otros emplean redes ilegales, capturan todo lo que se pasa por el sitio donde son dejadas. Peces de cualquier tamaño, tortugas, delfines, mueren en la red o quedan lisiados.
Personas autorizadas para fabricar triquitraques y juegos de luces elaboran bombas para pescar. Las redes ilegales se venden libremente. Nadie controla tipo, tamaño o clase de peces.
El mar es tierra de nadie. Los funcionarios que cobran para eso, sólo se mueven para recibir el cheque. No hay autoridad que vigile, resguarde, ayude a preservar los recursos marinos.
Los mares de Nicaragua son reflejo del país. Con un gobierno que no gobierna. Ministros que no hacen nada, salvo secar las arcas públicas. Funcionarios de relleno, nulos y malos.
Nicaragua no es pobre. Es país empobrecido por la venalidad e ineficacia de sus gobiernos, los que mantienen al país en abandono, a la deriva, mientras dedican su energía a expoliarlo.

Con un buen gobierno, la pesca sostenible podría erigirse en motor de la economía. Pesca legal, regulada, controlada. Generando riqueza para todos. Un buen gobierno, nada más.

Piense desde ya. Actúe cuando llegue la hora de votar.

(weblaventana@hotmail.com)