Opinión

Escenarios posibles


Quien haya usado la palabra escenario para analizar o imaginar la situación política, indudablemente acertó. Ignoro quién fue este genio de las ciencias políticas que evidenció lo obvio. Debe haber sido un analista marxótopo cansado de hacer análisis de coyuntura y descoyuntura o un postmoderno ligero de cascos y tapas. Sin duda todo político criollo o foráneo merece un reconocimiento especial de la Academia de Artes Escénicas. Lo(a)s político(a)s, al contrario de los actores de teatro, cine o televisión, nunca dejan de actuar. Creo que los políticos, hembras y machos, ni en el inodoro al momento de hacer sus depósitos dejan de actuar; son actores y actrices constantes, consumados y contumaces.
Desde sus orígenes en Grecia para nuestra cultura occidental, el teatro ha sido un evento político por su comunicación, masividad, festividad y poder catártico (curativo de las pasiones). Tanto el teatro anónimo y popular, como el teatro de autor. Basta recordar a Aristófanes (444 dC-388 dC) en La Asamblea de Mujeres, La Paz, Los Caballeros o las Avispas. O a William Shakespeare (1564-1616), quien según Percy Shelley creó “formas más reales que los hombres vivos”, y cuyas obras políticas sobresalientes son Ricardo III, Julio César y Macbeth. O el teatro político de Bertold Brecht (1898-1956) autor de La ópera de tres peniques, La Madre, Los fusiles de la señora Carrar, Galileo o Terror y Miseria en el III Reich”. A Eduardo Montealegre y otros, Brecht les regala esta frase: “¿Qué es el robo de un banco en comparación con fundar uno?”
Pero retomemos el hilo para no disgregar e imaginemos a los actores políticos haciendo su sucio teatro en el escenario electoral. Imaginémonos, como las masas griegas en la edad antigua, a los ingleses en el Renacimiento asistiendo al teatro de las Juntas Receptoras de Votos y en esas urnitas de cartón dejando caer nuestro voto. Porque sin público no hay teatro. Éstas son las posibilidades de representación teatral que para mí pueden darse y que de ninguna manera prescindirán de nuestros votos y de nuestra ingenuidad.
1er escenario posible:
Gana Daniel Ortega Saavedra en la primera vuelta por las buenas y las malas.
2do escenario posible:
En segunda vuelta se alían, como es natural, desde su visión de mundo: el FSLN-Convergencia, el MRS y AC en contra del PLC y ALN.
3er escenario posible:
Se alían contranatura pero no contrapolítica, las fuerzas pactictas, el FSLN-Convergencia con el PLC en contra del MRS y ALN.
Estos escenarios posibles no están sacados del Gabinete (gótico por cierto) del Doctor Caligaris, aunque sí nacen de esas cajitas chinas hoy tan populares llamadas encuestas. Asombrosamente estas sondas prospectivas que con mucha frecuencia se están realizando sobre pequeños sectores de la población nicaragüense, nos están indicando cosas significativas como el posicionamiento que están logrando las fuerzas del FSLN-Convergencia y el MRS en detrimento de las fuerzas de la derecha capitaneadas por ALN del banquero Eduardo Montealegre Rivas, y el PLC, de don José Rizo Mc Pacto de Alemán y Ortega. Vemos un temprano auge de la “izquierda”, un aprestamiento de estas fuerzas para asistir a los funerales de los proyectos económicos neoliberales. Tal como viene ocurriendo en América Latina. Esto si nos basamos en la última encuesta de la UCA.
Pero si nuestra fuente son las encuestas que paga la Alianza Liberal o el Gobierno de Bolaños en sus ansias de sucesión, vamos a encontrar que siempre gana en segunda vuelta el candidato cenihonesto, don Eduardo Montealegre Rivas. Esto parte del falso presupuesto que en segundas nupcias todos irían contra el candidato rosado chicha sin analizar la capacidad pactista de los caudillos. En nuestra política los caudillos (Ortega, Alemán y Obando) tienen más que perder que los otros nóveles candidatos. Por eso, para mí los resultados serán por la razón y la fuerza.
Pero hace falta mucha caña que moler, y frente al trapiche electoral, aún están: el filibustero Trivelli, el injerencista Chávez, la burocracia financiera internacional progresista y socialdemócrata que apoya a Mundo Jarquín, la Iglesia Católica parametrada con Daniel Ortega, los medios de comunicación más importantes apoyando e inflando a los candidatos antipactistas, el capital guarero de los Pellas y otros capitalotes criollos y trasnacionales, que pondrá huevos en varias canastas, y los narcos que deben estar aceitando bielas para ver cómo colombianizan más a Nicaragua en el nuevo gobierno 2007-2011.
No nos aflijamos. El que se aflige se afloja, recordemos que don Pedro Calderón de la Barca, otro célebre autor político eclesial, decía que la vida es sueño y los sueños, sueños son. Además Calderón escribió El gran teatro del mundo... ¿Jarquín?