Opinión

¡La estupidez es una realidad concreta!


Recientemente leí la entrevista que le hicieran al señor Freddy Quezada con motivo del 27 aniversario del triunfo de la Revolución Popular Sandinista, en la que, cobijado por su ser iconoclasta, trasgresor de todo referente axiológico profesional en el manejo de la historia, presentándosenos como el irreverente infante terrible que pretende ser, manosea la memoria de los muertos y ensucia las virtudes de los vivos.
Pretende este señor situarse por encima del bien y del mal en asunto de tan difícil tratamiento como lo es la historia reciente de los acontecimientos políticos más impactantes de nuestro país. El análisis simplón y chapucero de este anarquista devenido, crítico de la historia, no me preocuparía en lo más mínimo de no mediar el hecho de que ofende a quienes ya no pueden defenderse.
Olvida este señor “historicrítico”, no sé si a propósito, que fueron las tres tendencias del Frente Sandinista de Liberación Nacional, conduciendo a quienes se dejaron conducir, las que insurreccionaron Managua, y que al frente de la misma iban personas con un alto sentido del deber y la responsabilidad para con los demás, entre ellos dos grandes “cobardes” CARLOS NUÑEZ TÉLLEZ y WILLIAM RAMÍREZ, quienes no tienen la oportunidad que tuvo el cobarde señor del que nos ocupamos de defender lo actuado desde una perspectiva de la historia y de la deontología.
No sé en qué país vivía el señor Quezada, y si vivía en el nuestro desconozco en qué oscuro rincón estaba metido, ya que es por todos conocido que fue el compañero Luis Carrión Cruz, comandante “Pancho”, el que dirigió el Frente Oriental “CARLOS ROBERTO HUEMBES”, otro de sus “cobardes”, ¿no señor Quezada? Y no lo voy a ocultar sólo porque ahora no milite en las filas del Frente Sandinista, ya que estaría actuando como un vulgar oportunista.
Tildar de cobardes a los demás es una cobardía mayor; llamar gupúsculos aventureros a los compañeros de la GPP es manosear la historia de más de 40 años de lucha revolucionaria. Por mi parte, en este asunto, y lo digo desde la visión que tengo de los hechos, tuve el privilegio de participar en compañía de otro de sus “cobardes” comandante Guerrillero Marcos Somarriba en la primer acción de recuperación bancaria el 7 de agosto de 1977 y le doy más detalle, ya que sé que usted es un “acucioso” de la historia, fue en el Banic sucursal Montoya y fue dirigido por Jaime Weelock Román
Obviamente que hay más “cobardes” que no pueden venir a desmentirlo, como Gabriel Cardenal, comandante “Payo”, Sergio Mendoza comandante Guerrillero, Javier Guerra Báez “Silvio” y muchos otros. Sólo me resta decir que si pagaran por tanta estupidez, usted sería millonario.