Opinión

Más de lo mismo


En la entrevista que le hiciera Edgar Tijerino al chele Grigsby en el programa La Tertulia, éste último respondió que si ganaba Eduardo Montealegre tendríamos más de lo mismo que nos ha recetado el presidente Bolaños, sólo que con más arrogancia. Y la verdad es que no se equivocó Grigsby, esto lo digo por la forma política de pensar de Montealegre.
Yo no sé cómo usted don Eduardo puede dormir tranquilo después de que todo el mundo se dio cuenta del dinero que recibió gracias al escándalo de corrupción de los Cenis, que nadie pretende utilizar en su contra a como aseguran sus servidores, porque los Cenis son una realidad y hay que difundirla. Tenemos derecho a saber qué uso le dan a nuestros impuestos. Y si mal no recuerdo, Bancentro, que es el banco de Eduardo Montealegre, recibió 53.4 millones de dólares, y Nicaragua bien gracias. Y los barrios pobres, los asentamientos, los marginados, los trabajadores del Mercado Oriental, las prostitutas, los homosexuales, los huele pega infantiles, los borrachos, los delincuentes, los taxistas, los celadores, las empleadas domésticas, los vendedores de periódicos en los semáforos, sin voz ni voto porque no tienen los reales de Montealegre, y que sigan comiendo m…, mientras Las Colinas, Los Altos de Santo Domingo y afines se enriquecen con los impuestos que la gente paga para supuestamente recibir un mejor servicio del Estado. ¿Es que no les basta con lo que heredaron de papi? ¿Acaso no les da el dinero de sus empresas para pagar sus cuentas?
¿Por qué usar nuestros impuestos para enriquecer más de lo justo a ese pequeño sector de clase alta? ¡Imagínense! Nuestros impuestos destinados para que gente como usted don Eduardo esté feliz viviendo su “sueño americano” en el tercer mundo y el resto que se muera. Porque desgraciadamente así piensan los de su clase: “El resto que se muera”, a como expresara vergonzosamente el actual presidente del Cosep en el canal 12 hace algún tiempo: “Ése no es mi problema”, recuerdo que repetía.
Pero sepa, don Eduardo, que gracias a los buenos corazones todavía existen personas que sí piensan que la pobreza de Nicaragua es un problema de TODOS. Y no sólo en nuestro país, todavía existen en el mundo hombres y mujeres que comparten sus riquezas a como sorpresivamente hiciera el millonario gringo que el mes pasado donó el 85 % de su fortuna a causas humanitarias. Don Eduardo, ¿cuánto de su fortuna personal estaría dispuesto a donarle a Nicaragua? ¿O es que le tiene tanto apego a lo material? Lo mismo pregunto a Daniel Ortega, a José Rizo y a Edmundo Jarquín, que es cuñado de Cristiana Chamorro, para que todo quede en familia. Lo mismo pregunto a todos los candidatos que andan proclamándose “redentores de Nicaragua”: ¿cuánto de lo que tienen acumulado hasta hoy donarían a los más necesitados de este país? Porque si tienen para publicidad electoral deberían tener para obras benéficas, pienso yo. A fin de cuentas, ¿para qué sirve la publicidad en la TV o en las vallas de carretera?, mejor dicho, ¿a quién sirve?
Yo estoy convencida de que gane quien gane, nada va a cambiar, sólo que si gana la extrema derecha de don Eduardo nos iremos carreta en bajada al fondo del abismo del capitalismo salvaje.

eunice.shade@gmail.com