Opinión

¡Herty Lewites vive!


Todos sabemos que se nos fue uno de los hombres más predominantes y queridos en el mundo de la política nicaragüense, el señor Herty Lewites, aclamado por muchos como el futuro presidente de Nicaragua.
Líder nato que luchó siempre por las causas justas de todos los nicaragüenses, Herty batalló desde muy joven el las filas del FSLN, partido que lo expulsó a causa de los cambios que él pedía. Con muchas adversidades fue un gran ministro de Turismo en los años 80; considerado el mejor alcalde de Managua en los últimos 25 años y todos los managuas son testigo de eso.
Me siento consternado, triste como sandinista que soy, por la pérdida de este líder incansable en su lucha por un sandinismo mejor, por una vida justa para todos. Herty Lewites no estará físicamente entre nosotros, pero estará vivo en nuestros corazones; siempre tendremos presente su sonrisa contagiosa y su personalidad profunda. Herty está vivo porque deja su legado de lucha, de superioridad para vivir cada día mejor, de libertad, tenacidad e igualdad para todos y todas.
Su muerte no significa el fin de la lucha contra el pacto libero-sandinista, ni el de la lucha contra el hambre y la miseria, al contrario, a los verdaderos sandinistas nos da mucha fuerza para continuar su ejemplo; porque Herty es un excelente ejemplo, un noble hijo que lo cobija la bandera del “general de hombres libres” Augusto César Sandino y la mirada eterna del comandante Carlos Fonseca Amador.
Herty se entregó a los nicaragüenses con su causa y así lo forjó, con esmero y tenacidad. Por esa razón debemos mantener nuestra frente en alto, redoblando esfuerzos, y hacer realidad los sueños de Lewites. Recordemos que los que traicionaron y robaron a este pueblo aún están presentes, sedientos de más poder, todavía hay políticos arrastrados y sucios que quieren vapulear a nuestro país, pero no podemos permitirlo.
Luchemos por el cambio y salgamos de la mierda en que nos han metido los sucios políticos. Debemos hacerlo por nosotros mismos, por todos los muertos que dejó la guerra tenemos que cambiar la historia de Nicaragua.
No nos podemos dar el lujo de detenernos. Herty nos dejo el camino hecho, solamente tenemos que seguirlo y llegar al final. Vendrán cambios en la historia nicaragüense, uno de sus hijos murió, pero su pensamiento vive y vivirá.
vicar03@hotmail.com