Opinión

Las dos Cubas…


La cobertura mediática confirma que “la verdad es relativa al sujeto que la conoce”. Eso ocurre constantemente cuando se habla de Cuba. Las cadenas de comunicación extranjeras están empecinadas en dar una imagen, principalmente negativa sobre la isla.
Para los que nos situamos fuera de la isla existen dos Cubas: una buena y otra muy mala. Ambas sufren el bloqueo económico impuesto por Estados Unidos desde 1961. De ambas han emigrado “los cubanos gusanos”, quienes se han convertido en protegidos de los gobiernos gringos y, ahora, ya han aprendido a atribuirse el gentilicio de nuestro continente. Son “americanos”. Han abandonado al régimen opresor.
Aunque la campaña mediática es dura, las dos Cubas conviven armónicamente en una relación filial y conflictiva, cuyos principales artífices son los medios de comunicación. Sin embargo, hay mucho de cierto en la historia de cada una de ellas.
En la Cuba muy mala los cubanos sobreviven con míseros salarios, abunda la prostitución y cada día se fabrican barcos artesanales para enrrumbarse a cumplir “el sueño americano”. En esta Cuba no hay libertad de prensa ni de expresión, y tampoco libertad de información. Y no sólo las libertades están restringidas, también los bonos de comida y de gasolina.
Desde que se escoge la noticia se está siendo subjetivo. Entonces se puede obviar otra realidad. La realidad de la Cuba buena es un ejemplo, la que sale pocas veces en los medios de comunicación extranjeros y nacionales. Ésta es la Cuba con 0% de analfabetismo, la que ofrece salud gratuita y brinda ayuda médica a cualquier país del mundo, donde no existen niños pidiendo en las calles ni gente muriendo masivamente por diarrea o por inundaciones, y donde los abuelitos van a la escuela.
En la Cadena Univisión, hace unos años, presentaban una noticia, según ellos, innovadora: los venezolanos habían perdido el apetito sexual por los constantes problemas surgidos desde que Chávez está en el poder. Nada más. Estupefacta me pregunté: ¿acaso hicieron un censo, se metieron en la cama de todas las parejas venezolanas? ¿Cómo comprobaron que no tenían sexo? Simplemente no lo comprobaron.
Al otorgarle tanto poder a los medios de comunicación le hemos dado también el permiso para mentir y mostrar sólo el lado que a ellos se les place mostrar.
Abrir los ojos un poco y taparnos los oídos de vez en cuando no es mala idea.
mcordobanunez@yahoo.com