Opinión

Apristas en “alas de cucaracha”

* En el Ejecutivo estiman que hubo traición

Esteban Solís

Allegados al partido Alianza por la República (APRE) confiaron que el presidente Enrique Bolaños analizará el caso de varios de sus funcionarios que optaron por apoyar a José Antonio Alvarado y regresaron al Partido Liberal Constitucionalista (PLC), incluso, no se descarta que sean separados de sus cargos.
Según esas fuentes, el mandatario, que regresó el domingo de una gira por algunos países europeos, tomará su mejor decisión en el momento oportuno. Incluso, hay un sector fuerte dentro del Ejecutivo que considera como una traición lo que hicieron esos funcionarios.
Se conoció que Bolaños ya tomó la decisión de reunirse con ellos en las próximas horas o días, porque se dice que “dejará correr las aguas” quizás hasta el último día de este mes, cuando se vence el plazo otorgado por el Consejo Supremo Electoral (CSE) para la inscripción de candidatos.
Mano dura de Bolaños pesa sobre ellos
Entre los altos cargos que ahora están en la cuerda floja se encuentran la titular del Ministerio de la Familia, Ivania Toruño; la directora de Telcor, Martha Julia Lugo; el subprocurador general de la República, Víctor Manuel Talavera, y el viceministro de Salud, Israel Kontorowsky.
De acuerdo con nuestras fuentes, Bolaños no vio solamente como un desafío a su autoridad la decisión tomada por esos cargos, sino como una deslealtad a la confianza que había depositado en ellos.
Hay otros burócratas de menor rango que también se fueron con Alvarado y a ellos también podría caerles la mano dura del gobernante. Bolaños dijo recientemente a END que su candidato es Eduardo Montealegre, de la Alianza Liberal Nicaragüense (ALN).
En esa entrevista, el jefe de Estado expuso que Montealegre representa la continuación de su gestión al frente del Ejecutivo.

Enrique Bolaños: “Centroamérica ganó en Viena”
Esteban Solís
El Presidente de Nicaragua, Enrique Bolaños, al inaugurar modernos equipos en el área de Imagenología del hospital Militar, dijo que en su reciente visita a Viena, en el marco de un encuentro entre jefes de Estado de América Latina y la Unión Europea, Centroamérica fue la más beneficiada, al adelantar en la firma de un Tratado de Asociación con los países del viejo continente.
Sin embargo, para finiquitar ese acuerdo, se requiere que los centroamericanos alcancen la unión aduanera y migratoria, para que los productos circulen libres de aforos y las personas puedan movilizarse por todo el corredor del istmo, sin mayores trámites.
Costa Rica no ha participado en estas negociaciones que están muy avanzadas en el resto de los países centroamericanos.
Otro elemento es que haya un reconocimiento de la Corte Centroamericana de Justicia (CCJ) para que esa instancia pueda dirimir cualquier discordia con los inversionistas europeos. Recordó que ni Costa Rica ni Guatemala reconocen a ese tribunal regional de justicia.
Revisará deudas con el Estado
El mandatario dijo que Europa está dispuesta a compensar la disminución en la recaudación de impuestos por la Unión Aduanera. En ese sentido dijo que esa compensación será en mayor medida para naciones como Nicaragua, que recibirá ayuda económica.
Bolaños destacó que ese Tratado de Asociación será un eslabón más en la reducción de la pobreza, porque se creará riquezas y se generará empleo, con las nuevas inversiones.
En otro aspecto, el presidente comentó que revisará una supuesta deuda de seis millones de córdobas, de algunas instituciones del Estado, como Enacal con la empresa Unión Fenosa.
Dijo que el Estado va a pagar esa deuda, si es que existe, porque esos recursos están presupuestados. “Me agarran fuera de base”, dijo el presidente cuando se le preguntó por qué no se ha asumido esa deuda.