Opinión

Sí urge…que pague Rizo


La honestidad debería ser para los políticos una virtud innata, no una forma de actuación llena de las más repugnante hipocresía, máxime cuando es de un candidato a ocupar la Presidencia de un país tan agobiado por tantos funcionarios deshonestos.
En esta ocasión me refiero a las actitudes indecentes, que de forma manifiesta ha venido realizando el candidato José Rizo Castellón, no me cabe en la cabeza, ni creo que a cualquier otro ser inteligente, que a una persona tan estratega y líder a como dice ser, se le haya “olvidado” cumplir con su obligación ciudadana de pagar los impuestos de sus bienes inmuebles, esa es la mentira más absurda que se le hubiese podido ocurrir a este honorable señor del cabello cano, que con su piel de armiño, juntó su candor de niño con su experiencia de anciano…para no pagar!
¡Es increíble, simplemente increíble!, sólo en este país suceden estas cosas, eso no tiene nada que ver con amnesia conveniente a las circunstancias de políticos baratos, parece mentira que Dios los cría y el diablo los junta, no sé si será genético o una orientación partidaria esto de los olvidos interesados, lo digo porque en el equipo del señor Rizo lo acompañan otros dos grandes amnésicos, Alvarado y Téller, que tragándose su propio vómito, olvidaron la corrupción de Alemán, pero bueno, por sus hechos los conoceréis.
Posteriormente, de esa sinvergüenza de no pagar a tiempo, sale otra más del taller Rizo, resulta que nuestro flamante ex Vicepresidente pasó pagando por aproximadamente tres años menos de doscientos córdobas por el servicio de agua potable, ¡qué bárbaro! Eso sí es el colmo del degenere personal, y ahora salió con el cuento de que no sabía nada y que había mandado una carta de “reclamo” y otros cuentos que ni él mismo se los cree, incluso defendiéndose con el argumento de que él no sabe cómo se manejan las cosas en su casa, imagínense, ¿cómo vamos a elegir a un Presidente que no sabe ni cómo manejar su propia casa?
Lo que quiero manifestar ahora, es que el fondo de todo esto no es el olvido o la incompetencia doméstica, lo que está en juego aquí es la simple y tan importante honestidad, primero con uno mismo, y luego con su familia, pero finalmente para un candidato es la honestidad con el pueblo que quiere convencer para que voten por él, es lamentable el ejemplo que debe estarle dando no sólo a sus hijos, sino también a sus nietos, si no reconoce públicamente sus errores el mensaje sería el mismo de siempre, el de aquellos que ocupando un puesto público se lucran para beneficio personal.
Ya las raterías no son para los pobres, aquellos funcionarios que ganando un mega salario no son capaces de pagar la verdadera factura del agua que consumen en su casa y que, amparándose de su investidura, se hace el ciego ante un cobro inmoral y no dice nada, es menos que inhumano, y digo esto porque el resto de la factura le fue cobrada a toda la gente pobre, a las miles de familias que tienen una humilde vivienda y que los funcionarios de Enacal le sacan hasta la última gota de sangre si no pagan a tiempo, lo mismo ocurrió en el municipio donde debía pagar sus impuestos, éste, al dejar de percibir estos ingresos, frenó de seguro muchas obras de carácter social, a otros pobladores les tocó pagar esos costos mientras nuestro honrado ex vice se pavoneaba en su lujosa oficina y gozando de todas las prebendas a costa del presupuesto público.
Y ahora viene con el cuento de que “urge”, estoy totalmente de acuerdo con él, claro que urge que le cobren las multas con cada centavo por no haber pagado sus impuestos a tiempo, si no hace eso el Alcalde de ese municipio se convertiría en un cómplice de semejante barbarie, pero también le corresponde al director de Enacal proceder a hacer un cobro equivalente a la última factura de agua, multiplicado por los tres años que estaba dejando de pagar a la empresa, es más, el mismo candidato al reconocer su “desconocimiento” del manejo económico de su casa, debería de tomar la iniciativa y, por su cuenta, depositar lo que debió pagar en esos años de felicidad y piñata acuática.
Este tipo de actitudes deshonestas nos deben dejar una clara lección, debemos tomar estas informaciones para hacer valoraciones más objetivas de los candidatos, hoy comenzamos por éste, pero tengan por seguro que los analizaremos a todos los que tengan el valor de decir en público que son limpios y transparentes, esto no se trata de si uno es de un partido o de otro, debemos de hacer valoraciones en primer lugar sobre aspectos personales, la figura del Presidente tiene un carácter unipersonal, ésa es la realidad en este país, por todo ello, definitivamente que urge que pague Rizo, luego debe convocar a una conferencia de prensa a través de su camaleónico vocero que ya no se acuerda cómo lucía su hermoso Mercedes Benz, dicen que exonerado de impuestos, cuando regresó Nicaragua luego de que su carrera diplomática ganada con sus “combates” como directivo de la Contra en los ochenta, es lo que digo, la gente se junta con los de su clase, es inevitable.
Todos estos políticos deben entender que este pueblo ha evolucionado, la gente se da cuenta de quién es quién en temas de honestidad personal y política en este país, lo ideal es que sean coherentes con lo que predican, no es ni el traje ni la guayabera que visten la que les hará ganar votos, repito y reitero: es la honestidad, la verdadera honestidad.
Al menos con este candidato ya todos nos sabemos su lema de campaña. Urge…que pague Rizo, después hablamos.
León, mayo de 2006