Opinión

Demanda civil a favor de la Ley General de Educación


IDEUCA
Uno de los hechos más importantes del diálogo sobre la educación de hoy en el mundo es el referido a que esta función social no es, ni debe ser, preocupación especializada y sectorial solamente de los ministerios de Educación, educadores, psicólogos, especialistas y Organismos No Gubernamentales con vocación educativa, sino que la misma es tarea de todos, en tanto todos somos corresponsables directos de nuestra propia educación y todos somos responsables de la educación de los otros y las otras de nuestro entorno familiar, comunal, local, nacional y mundial. La educación como un derecho humano natural, social, global y total.
A esa impronta acerca de la educación como tarea de todos y todas ha respondido recientemente la Coordinadora Civil, máxima red nacional de organismos, movimientos y redes de la sociedad civil nicaragüense, al pronunciarse en contra del NO VETO a la Ley General de Educación, recientemente aprobada en lo particular por la Asamblea Nacional.
Por considerarlo de importancia para la democratización participativa de la sociedad nicaragüense, y como un hito en el proceso de apropiación de la función educativa, de parte de los sectores no propiamente educativos que integran la Coordinadora Civil, damos a conocer íntegramente la carta que Violeta Delgado, enlace nacional de la CC, enviara respecto del tema de la LGE al señor presidente de la República y a los más importantes decisores de la política educativa nacional, días antes que el veto presidencial llegara a la Asamblea Nacional el pasado miércoles 10 de mayo de 2006.

Managua 28 de abril de 2006.

Señor presidente de la República
Señor presidente de la Asamblea Nacional
Señores: ministro de Educación, presidente Consejo Nacional de Universidades y director de Instituto Nacional Tecnológico
Señores y señoras jefes de bancadas de partidos políticos
Señoras y señores diputados
Señoras y señores candidatos en la contienda electoral

La Coordinadora Civil, en sesión ordinaria del 28 de abril de 2006 de su Comisión Coordinadora, integrada por representantes de redes temáticas nacionales, gremios, movimientos sociales, redes-coordinaciones territoriales y comisiones y mesas de trabajo, que a su vez integran a un poco más de 600 organismos:

CONSIDERANDO
1. La importancia estratégica que tiene para el desarrollo integral y sostenible de Nicaragua y los y las nicaragüenses el acceso universal a una educación de calidad y útil de quienes se encuentran en edad escolar.
2. El abandono que el Estado ha hecho de su obligación constitucional de brindar a toda la población del país enseñanza gratuita y de calidad.
3. El rezago que en materia de acceso y calidad de la educación existe en Nicaragua, manifestado en cerca de un millón de nicaragüenses fuera del sistema educativo, una calidad y pertinencia de la educación que no se corresponde con las necesidades del desarrollo y la competitividad necesaria en el mundo actual, los altos niveles de analfabetismo, los altos niveles de empirismo del magisterio y salarios y condiciones de vida y trabajo de éstos que no se corresponden con sus necesidades y la dignidad de la profesión.
4. Que por más de 100 años Nicaragua no ha contado con una Ley General de Educación.
5. Que la Ley General de Educación recién aprobada por la Asamblea Nacional, si bien no resolverá en definitiva los graves problemas que en materia de educación tenemos como país, puede contribuir en forma importante a la solución de los mismos.

DEMANDAMOS DE TODOS Y
TODAS USTEDES:
1. Que LA LEY GENERAL DE EDUCACIÓN NO SEA VETADA, QUE SEA APROBADA y mandada a publicar en La Gaceta, Diario Oficial de la República.
2. Que se incremente en forma sensible y sostenida el presupuesto para educación, de manera que permita mejorar el acceso, calidad y pertinencia de la educación.
3. Y que se continúen perfeccionando y creando, según sea el caso, los diversos mecanismos que garanticen la plena participación de padres y madres de familia, docentes, estudiantes, gremios y demás organismos de sociedad civil en la definición de las políticas, leyes, programas, y su ejecución, evaluación y retroalimentación permanente.
Estaremos atentos, más que a sus palabras y promesas, a sus acciones concretas en beneficio de la educación de los y las nicaragüenses.

Atentamente,
Violeta Delgado,
enlace nacional
Coordinadora Civil