Opinión

Cinco preguntas a la Hydra de Lerna


La Hydra de Lerna era un animal de varias cabezas que mataba a sus enemigos con el aliento. Al cortar una de sus cabezas, renacía siempre de nuevo, hasta parecer invencible. Según cuenta la leyenda, sólo Hércules la eliminó, cortando todas las cabezas al mismo tiempo.
Ninguna metáfora es mejor para representar a nuestra clase política que este monstruo de la mitología griega, que a pesar de las diferencias entre sus cabezas comparten el mismo tronco y tallo donde todas se nutren. Temblando de miedo y corriendo el riesgo de verme envuelto por su aliento y discurso, le hago a este monstruo con dos cabezas socialistas y dos liberales, moderadas y radicales, varias preguntas:

A las cabezas socialistas
1. Tanto que hablan, escriben y vociferan. Por qué no llaman a movilizar a la gente contra el embajador Paul Trivelli, como hacen para cualquier cosa que vaya contra sus intereses, y, en frente de su embajada, se hacen sacrificar con el signo de dinero sirviendo de poste, como señal de protesta, sus militantes (para que hagan algo), sus escritores (para que dejen de escribir pajas) y sus ideólogos (para que imaginen nuevos métodos de lucha que llame la atención de los medios de comunicación internacionales). Hace poco tiempo hubo alguien que en solitario hizo lo mismo, amordazándose y colgándose de una cruz. Frente a la embajada hay varias cantinitas con venta de mariscos frescos para los revolucionarios que no quieran ensuciarse y disfrutar el show.
2. Por qué no orientan a sus diputados, lo han hecho por cosas menores, para que declaren non grato a este embajador y ponerlo de patitas en el aeropuerto Sandino o Darío, lo mismo es.

A las cabezas liberales
3. Tanto que hablan, escriben y vociferan. Por qué no llaman a movilizar a la gente contra el embajador de Venezuela, Miguel Gómez, y en frente de su embajada se hacen sacrificar con el signo de petróleo de soporte, como señal de protesta, sus militantes (para que hagan algo), sus escritores (para que dejen de escribir pajas) y sus ideólogos (para que imaginen nuevos métodos de lucha que llame la atención de los medios de comunicación internacionales). En Las Colinas, donde está la embajada, pueden llevar sus casas de campañas en sus camionetonas para disfrutar el espectáculo como si fuera una hípica.
4. Por qué no orientan a sus diputados, lo han hecho por cosas menores, para que declaren non grato a este embajador y ponerlo de patitas en el aeropuerto Darío o Sandino, lo mismo es.

A todas las víctimas
de la Hydra de Lerna
5. Por qué, bola de cobardes, como nos dice el Che Laínez, no tomamos un hacha y cortamos simultáneamente todas las cabezas el 4 de noviembre de este año, votando todos en blanco como imaginó José Saramago en su novela Ensayo sobre la Lucidez y hacer de una vez por todas de este país de mierda lo que ha sido siempre: una nación salida de una novela.