Opinión

El comercio electrónico a la luz del Cafta - NUEVA GENERACION


Desde el 10 de octubre de 2005, tenemos la aprobación del Cafta, cuya vigencia corre a partir del 01 de enero de 2006. A un par de meses de ejecutarse los lineamientos generales que incorpora el tratado, es conveniente analizar un punto no muy discutido: el comercio electrónico y sus implicancias como posible motor económico en Nicaragua.
El comercio visto como el intercambio de bienes y servicios se ve facilitado ahora por la agilidad de un medio para contratar como lo es el internet. Propulsor de la disolución de fronteras, distancias y horarios, que antes eran limitantes. Los bancos han visto un potencial novedoso al brindar los servicios en línea, esto incrementa la tasa de transacciones en horarios que se creían antes no laborables, pero son los únicos disponibles por las personas que regresan al final del día a casa a encargarse de las cuentas y gastos domésticos. O el caso de inversores extranjeros que hacen transferencias con bancos asociados a los nacionales para pagar sus obligaciones fiscales o de compra de bienes.
El comercio electrónico en el Cafta es abordado en el Capítulo XIV, donde grosso modo hace una mención de conceptos varios (hasta el final del texto, es necesario afinar ese detalle, pues no se puede hablar de términos durante todo el capítulo, que son aclarados por último). Me detendré en los principios como Transparencia: 1.- Obliga a que las partes publiquen las medidas que aplicarán relacionadas con el comercio electrónico, sean estas leyes, reglamento o todo instrumento en los que se reflejen. A modo de ejemplo, las partes al contratar suelen fijar la regulación de un país al cual someterse en caso de que surjan conflictos o diferencias. O simplemente regirse por regulaciones internacionales como las normas generales de contabilidad, los Incoterms (términos internacionales de Comercio).
Cooperación: 1.- En el sentido de superar los obstáculos que enfrenten las pequeñas y medianas empresas al utilizar el comercio electrónico. Ello implica la transferencia tecnológica o de conocimientos para mejorar la producción de los bienes y servicios. En el caso de los productores que son proveedores de productos para comercializarse en el exterior, ahora contarán con la asesoría de los compradores, quienes les indicarán las medidas homogenizadas para elaborar el producto, empacarlo, etiquetarlo y asignarle un código de barra, tan de moda estos días.
2.-Compartir información y experiencias sobre leyes reglamentos y programas en el ámbito del comercio electrónico, incluso aquellas referidas a la privacidad de los datos, confianza de los consumidores en el comercio electrónico, seguridad cibernética, firma electrónica, derechos de propiedad intelectual y gobierno electrónico. Destaco que muchos de estos temas son aún materia pendiente de aprobación por parte de Nicaragua, lo cual nos coloca en desventaja con respecto al resto de los países con los que en un futuro contrataríamos, además de constituir condiciones poco favorables de protección a las transacciones por medio electrónico.
Esto último, lo señalo por la falta de adición y aprobación al Código Penal del Capítulo referido a Delitos Informáticos. Los bancos y sus sucursales no operan ya con enormes bolsas de dinero trasladadas de un lugar a otro constantemente. Ahora, se rigen por los datos que sus sistemas informáticos les proveen, por ello la vulneración en la defensa de los datos pone en riesgo el capital depositado a su resguardo. Piense, ciudadano, que ahora la tarjeta de crédito o débito ha reemplazado los fajos de billetes, por la comodidad del “dinero virtual” (que no son más que los datos de crédito registrados por los bancos).
3.- Trabajar para mantener un flujo transfronterizo de información, como un elemento esencial para promover un ambiente dinámico para el comercio electrónico. En este tiempo es indudable el valor de la información para tomar decisiones que afectan negocios y las economías de los países, por ello se enuncia como principio el mantenimiento de un flujo transfronterizo de datos. Acá se presenta un tema riesgoso como puede ser la vulnerabilidad del traslado de datos vía Internet, pues su costo de transferencia es bajo, tomando en cuenta la rapidez, la cantidad de datos transferibles y el tipo de archivos (voz, imagen, video).
Al mismo tiempo, es igual de riesgoso, por las posibles intromisiones informáticas, lo cual es salvable a través de la regulación emitida por las Naciones Unidas (por citar un ejemplo), dada la evidente falta de aprobación en Nicaragua del Borrador de Proyecto de Ley de Protección de Datos Personales que resolvería este conflicto. Al respecto, se recomienda cifrar los datos de forma que no sea fácil su recepción e interpretación más que por el destinatario permitido. Además de realizar solamente transferencias de datos a países que cuenten con normas de protección y seguridad en los datos con niveles similares al país emisor.
4.- Estimular al sector privado para adoptar autorregulación, incluso a través de códigos de conducta, modelos de contratos, directrices y mecanismos que incentiven al comercio electrónico. Uno de los elementos que resulta atractivo a la inversión privada nacional y extranjera, es la de limitar la injerencia del Estado y sus regulaciones en las actividades comerciales, porque da más transparencia y libertad al momento de negociar. Por ello, es mejor optar por la autorregulación en las relaciones comerciales, tal es el caso de una empresa tabacalera ante la orden de una Corte Federal de Estados Unidos, ordenándole pagar una suma importante en concepto de indemnización a los demandantes que resultaron afectados por la nicotina de los cigarrillos, por lo cual ha decidido autorregularse en la publicidad de su producto en televisión y en sus camiones repartidores que son completamente blancos, en los que está ausente toda marca distintiva.
Otro ejemplo de incentivo al comercio electrónico, resulta ser la decisión adoptada por los bancos de permitir a sus clientes la revisión de sus cuentas en línea, la transferencia electrónica de fondos realizada por los propios cuentahabientes. 5.- Participar activamente en foros hemisféricos y multilaterales para promover el desarrollo del comercio electrónico. La participación del Estado de Nicaragua o las empresas nacionales y aquellas con las cuales se crearán lazos comerciales en foros tales la OMC (organización Mundial de Comercio), Cnudmi (Comisión de las Naciones Unidas de Derecho mercantil Internacional), OMPI (Organización Mundial de Propiedad Intelectual) SICA (Sistema de Integración Centroamericano) propicia la discusión de problemáticas actuales en búsqueda de soluciones concensuadas que posteriormente serán objeto de adopción por los países para reforzar garantías sociales y afianzar un mejor clima de negocios que resulte atrayente a la inversión.
El derecho está proveído, todo depende del sujeto que exija e invoque el cumplimiento de lo otorgado y reconocido a través de este tratado. Hay que resaltar el lado positivo del mismo, y es que a partir de la puesta en práctica pueden modificarse las normativas iniciales, ya sea ampliándose a través de adiciones dictadas por la práctica. No todo está dicho en este marco general al cual se sujetarán las relaciones comerciales entre Centroamérica, República Dominicana y Estados Unidos de Norteamérica.

Licenciada en Derecho, Dudas y consultas, jduronchow@yahoo.es