Opinión

Navidad china


En muchas partes del mundo esta Navidad tendrá un sello chino muy definido. Esto se advirtió desde los primeros días de noviembre en las series de luces, adornos diversos y esferas de todo tipo. Dichos productos se importan, aunque en gran medida entran al país como contrabando e inundan los puestos del comercio ambulante y los estantes de los almacenes, tiendas y cadenas comerciales.
Una alta proporción de estas mercancías no cubre los estándares de calidad ni las normas de seguridad, y algunos productos, como las series de luces, representan un riesgo para los hogares o los comercios donde se instalen. Entre un 60 y 70 por ciento de los adornos y regalos de esta temporada son de procedencia china, y la mayoría de dudosa calidad. Como cualquier celebración, la temporada navideña no está exenta de riesgos, y los adornos chinos o de cualquier otro lado pueden ser fuente de accidentes, los cuales van desde cortaduras leves hasta incendios causados por luces y figuras que funcionan con electricidad y no cumplen las especificaciones de seguridad.
Las cifras chinas ubican a ese país como el primer exportador mundial de motivos navideños. En las fábricas del centro manufacturero de Cantón, provincia china, se producen no sólo luces, sino también guirnaldas, figuras de ángeles, campanas, duendes, Santa Claus y pinos de plástico.
Ya sé que el que está enfiestado no oye consejos, pero aun siendo inútil convencerle de no exponerse a accidentes, le pido tome las siguientes precauciones:
• Instale el árbol cerca de un contacto eléctrico donde no obstruya el paso.
• No lo sobrecargue con luces, para no saturar los toma corrientes.
• No conecte más de tres series de luces en un solo tomacorriente.
• No instale series en árboles con clavos o en partes que puedan cortar o dañar el recubrimiento de los cables.
• Para sustituir alguno de los focos, primero desconecte la serie de la corriente eléctrica.
• No instale series con lámparas fundidas, pues las otras pueden sobrecalentarse y estallar.
• Mantenga las luces fuera del alcance de los niños.
• Apague los arreglos luminosos al irse a dormir.
En lo que se refiere al arbolito, el pino natural ya no es el favorito de amplios sectores de la población. Para alegría de los ecologistas, los árboles de Navidad artificiales han ganado terreno por su durabilidad. Para garantizar que podrá usarlo varios años, adquiéralo en buenos comercios y conserve la factura por cualquier reclamo. Asegúrese de que el árbol:
• Esté fabricado con material auto extinguible al contacto con el fuego.
• No tenga defectos, como filos cortantes, faltantes o sobrantes de material, raspaduras o piezas rotas.
• Que el empaque contenga el modelo que usted eligió.
• Compruebe que, una vez armado, tenga suficiente estabilidad y no presente riesgo de caída. Se tiene comprobado que los árboles con base de tres patas cortas, tubulares o de plástico son muy inestables.
Por lo demás ¡FELIZ NAVIDAD! en chino.
* Vicerrector de la UCC