Opinión

Tiempo de híbridos


Era un gran rancho electrónico con nopales automáticos
tragafuegos supersónicos y campesinos siderales
Era un gran tiempo de híbridos, descomunal desolación.
Pavorosas sequías en África, acompañadas de hambrunas, inundaciones en Europa, huracanes en el Caribe, tifones en Asia. La producción industrial descontrolada está detrás de estas catástrofes. El peor enemigo del hombre es el cambio climático causado por el calentamiento global del planeta.
Katrina ha sido la peor pesadilla. Un huracán de la más alta categoría que tocó tierra en una zona altamente poblada con edificios construidos por debajo del nivel del mar. La revista National Geographic había anunciado desde hace más de un año que se podría producir una situación así en Nueva Orleáns, frecuentemente azotada por huracanes, pero nadie le hizo caso.
Los científicos aseguran que incluso si la humanidad reaccionara enérgicamente ahora el daño ya está hecho. Durante décadas la actividad industrial de los países desarrollados ha lanzado una constante emisión de gases a la atmósfera provocando el calentamiento global del planeta, ‘efecto invernadero’, sin que se haya hecho nada por frenar su impacto. Sólo la entrada en vigor del protocolo de Kyoto que obliga a los países a reducir la emisión de estos gases contaminantes, puede mejorar la situación.
Pero todos los expertos sostienen que mientras EU que emite el 25% de los gases contaminantes del planeta no lo ratifique no hay nada que hacer. La fauna y la flora del Norte de América están afectadas por el recalentamiento. Primer efecto visible: las modificaciones de los periodos de fluoración de ciertas plantas y de reproducción de ciertos animales. Estas perturbaciones van a amplificarse.
Un reporte firmado por Camille Parmesan (Universidad de Texas-Austin) y Hector Galbraith (Universidad de Colorado-Boulder) sintetizan los resultados de una cuarentena de estudios sobre los “impactos observados” del cambio climático en los últimos cien años, sobre un largo conjunto de especies animales y vegetales de diferentes regiones de Estados Unidos. Más de la mitad manifiestan “una relación directa” entre el cambio climático y las modificaciones de los ecosistemas. “Existen hoy suficientes estudios para concluir que las consecuencias del cambio climático son ya perceptibles en los ecosistemas americanos”.
Europa lleva dos años sufriendo los veranos más calurosos que se recuerdan y las olas de frío polar son cada vez más frecuentes en el mediterráneo; la cima del Kilimanjaro y los glaciares del Himalaya se derriten; gigantescos pedazos de hielo se desprenden de los polos; las aves cada vez migran menos que antes; aumenta el nivel del mar; suben las temperaturas medias de los océanos y según los científicos esto apenas empieza.
Los ecologistas vienen alertando desde hace años de algunas de las consecuencias que tendrá el cambio climático: más fenómenos meteorológicos extremos, un aumento del nivel del mar hasta 88 cm en 2100, un aumento de 1,4°C en la temperatura media de la Tierra, desaparición de los hielos en los polos, a lo que seguirán millones de personas sin acceso a agua potable, hambrunas, inundaciones y multiplicación de epidemias.
Los costos de las catástrofes aumentan cada año. El Katrina fue el huracán que mayores pérdidas ha ocasionado a Estados Unidos. Los costos de los desastres llegarán a los 200 billones de dólares en 2050, según los expertos. ¿NO CREEN QUE ES HORA DE PARAR ESTA BARBARIE?
*Vicerrector de la UCC.