Opinión

Trascendental paso en favor de la calidad educativa


El día lunes de esta semana, en solemne ceremonia celebrada en la sede de la Secretaría General del Sistema de Integración Centroamericana (SICA), en San Salvador, se llevó a cabo el acto especial de depósito de los documentos formales relacionados con el Acuerdo de Reconocimiento del Consejo Centroamericano de Acreditación de la Educación Superior (CCA) como Organismo Regional, suscrito, en la misma ciudad de San Salvador, por los señores ministros de Educación de Centroamérica, en el marco de su X Reunión Ordinaria, celebrada el 26 de agosto de 2005. Por su trascendencia, se hicieron presentes en la ceremonia las señoras ministras de Educación de El Salvador, Guatemala y Belice, así como el señor ministro de Educación de Nicaragua, todos los cuales firmaron el Acuerdo de Reconocimiento en su carácter de Plenipotenciarios de sus respectivos Estados.
También concurrieron, el Secretario General del Consejo Superior Universitario Centroamericano (Csuca), el Secretario General de la Coordinadora Educativa y Cultural Centroamericana (CECC), la Junta Directiva en pleno del CCA y los señores rectores de las tres universidades de la República de El Salvador que forman parte del CCA (Universidad de El Salvador, Universidad Centroamericana “José Simeón Cañas” (UCA) y Universidad Don Bosco).
En virtud de dicho Acuerdo, se otorga y reconoce al CCA personalidad jurídica plena y carácter de autoridad regional superior en la región en materia de promoción de la calidad y la integración de la educación superior, así como la facultad y competencia de acreditar las agencias nacionales o regionales de acreditación que ya funcionan o aspiren a funcionar en los siete países de la región de América Central.
El acto celebrado en San Salvador es de mucha trascendencia para la promoción del mejoramiento de la calidad e integración de la educación superior centroamericana. Centroamérica puede sentirse legítimamente orgullosa de ser la primera región del mundo que establece, gracias a los esfuerzos conjuntos del Consejo Superior Universitario Centroamericano (Csuca) y la Coordinadora Educativa y Cultural Centroamericana (CECC), un organismo regional de acreditación de la educación superior que comprende siete países, de Belice a Panamá, creado con la participación activa de todos los sectores interesados en este nivel educativo: las universidades públicas o estatales, a través del Csuca; las doce universidades privadas de mayor prestigio en Centroamérica y Panamá; los Ministerios de Educación; los colegios y asociaciones de profesionales de estos mismos países, y los estudiantes organizados en la Federación Centroamericana de Estudiantes (Feuca).
En el contexto contemporáneo, donde los fenómenos de la globalización y de la sociedad del conocimiento generan desafíos inéditos para los sistemas de educación superior de nuestros países, la existencia de organismos nacionales de acreditación de la calidad de este nivel educativo, que es donde se forman los recursos humanos de alto nivel que más influyen en la competitividad de nuestros países, es una necesidad de primer orden. Y lo es también, a nivel regional, la existencia de un organismo, de segundo piso, que, a la vez, acredita la seriedad, profesionalismo y responsabilidad de esos organismos nacionales, con lo cual se facilitará la movilidad académica de nuestros profesores y estudiantes entre los países de América Central, así como se facilitará el reconocimiento recíproco de los grados académicos, títulos, diplomas profesionales y los estudios de nivel superior. De esta suerte estamos construyendo, paulatinamente y sobre bases firmes, el “Espacio Común Académico Centroamericano”, que es el derrotero que los desafíos contemporáneos nos imponen.
En última instancia, además de promover la calidad de la educación superior de la región, se trata de fortalecer la competitividad internacional de nuestros graduados universitarios, quienes al ostentar títulos o diplomas expedidos por instituciones o programas debidamente acreditados por sus organismos nacionales de acreditación, si estos organismos, a su vez, están acreditados por una instancia regional, como lo es el Consejo Centroamericano de Acreditación de la Educación Superior, podrán competir con más posibilidades de éxito en los amplios mercados laborales que se avecinan.

Managua, noviembre de 2005.

* El autor es Presidente del Consejo Centroamericano de Acreditación de la Educación Superior (CCA).