Opinión

El significado de la vida de Rosa Parks


El miércoles 2 de noviembre se realizó en Detroit, Michigan, una ceremonia especial durante el entierro de Rosa Parks, quien fuera una figura preponderante del movimiento de los derechos civiles en los Estados Unidos. El presidente George Bush ordenó que durante ese día, como muestra de respeto, la bandera de los Estados Unidos se mantuviera a media asta. Rosa Parks fue punta de lanza en la lucha para terminar con la discriminación racial y fue un símbolo de coraje y determinación para lograr un cambio profundo usando medios pacíficos. Al negarse a levantarse de su asiento en un autobús en Montgomery, Alabama, lleno de pasajeros y segregado racialmente, Rosa Parks inspiró un boicot a los buses locales que a su vez provocó un movimiento hacia la igualdad racial a nivel nacional y un cambio profundo en la historia de mi país.
La “Madre del Movimiento de los Derechos Civiles” tenía 42 años cuando las autoridades de Montgomery la arrestaron por negarse a ceder su asiento en el autobús. Para esos años, esta actitud era considerada un crimen castigado con una multa y encarcelamiento. Cuatro días después, el 5 de diciembre de 1955, los afro-norteamericanos empezaron el boicot al sistema de buses de Montgomery, un boicot que duró un año. Dirigido por el Reverendo Martin Luther King Jr. el boicot recibió atención nacional y muchas veces también recibió reacciones violentas de parte de aquellos que se oponían a lograr tener una nación realmente integrada. El boicot terminó cuando la Corte Suprema de Justicia de los Estados Unidos confirmó una decisión de una corte menor que había establecido que las leyes locales y estatales que permitían la segregación en los buses eran inconstitucionales.
Cuarenta y nueve años después, los Estados Unidos se lamenta de la pérdida de una mujer tan valiente, cuya convicción definió una época de la historia de este país. Ella le enseñó a la nación que cada persona, poderosa o no, tiene la posibilidad de provocar cambios en la sociedad en la cual vive. El senador John Breaux, de Louisiana, dijo sobre Rosa Parks durante la entrega de la Medalla de Honor: “Los modelos a seguir que anteponen el coraje personal y el sacrificio propio al egoísmo y al beneficio personal son pocos y a grandes intervalos. Todos podemos ver en Rosa Parks a alguien que posee estas virtudes”. Yo pienso que el legado de Rosa Parks debería inspirarnos a todos a sacrificar un poco de nosotros mismos por el bien de nuestras familias, nuestras sociedades y nuestros países.

*Embajador de los Estados Unidos en Nicaragua.