Opinión

De política nacional y norteños


La costa del Pacífico es prioridad para los gobernantes de Nicaragua. El resto del país más abandonado. Es pavoroso: la miseria domina. Irrita repetirlo. Sin embargo, no se puede callar al observar el escenario: las riquezas naturales dilapidadas y las humanas en decadencia.
Orígenes del caos se han divulgado perenne por medios de comunicación, así como sus consecuencias expresadas en pobreza y violencia culpando, en la mayoría de los casos, a las personas y no al sistema político.
Doscientos millones de dólares anuales llegaron a exportar los caficultores de Matagalpa y Jinotega, y los granosbasiqueros a cultivar el 40% nacional del maíz y el 45% del frijol. Otros tantos por ciento de arroz, ganado, energía, hortalizas, etc. Sin cuantificar agua, y madera. Aun cuando fuese poco para considerarse zona próspera, en el modelo económico de Nicaragua rezagada a esta zona se le llamó rica.
Se le decía a Matagalpa, en representación del Norte: Capital de la producción (frase no sé por quien mal inventada, en una época de miseria).
El arquetipo de los norteños, creado por los ideólogos del Pacífico, discrimina a los pobres: les nombran jinchos, éstos son: indígena, obrero agrícola, pequeño o mediano productor o comerciante, o todo aquel que no ostente el linaje de los criollos adinerados y los europeos llegados.
En cambio los hacendados, muchos de ellos parientes u originarios del Pacífico, son considerados personas que les gusta la montaña, y son ganaderos o cafetaleros o ambas cosas y excelentes anfitriones en la casa hacienda.
Como consecuencia, un alcalde de municipio norteño pobre como todos, es visto de menos por un ministro de gobierno, y sólo puede llamarle la atención cuando aquel tiene respaldo del partido. Por eso me atrae el acuerdo de varios alcaldes del PLC con el diputado pro gobierno Augusto Valle.
La Presidencia negocia la reparación de carreteras buscando llevar alcaldes hacia el APRE. Bien. Todos los partidos usan esos mecanismos. Buena jugada de Bolaños. Lo que no sé: para cuántos alcaldes tiene dinero y con cuántos llegará a pactar. La mayoría son FSLN o PLC.
Estamos en campaña electoral, por eso Bolaños inmiscuye a los alcaldes norteños. Daniel Ortega en permanente jornada de promoción viaja a Matagalpa dos veces al mes, por lo menos. Alemán tiene más libertad para recibir visitas. Los candidatos presidenciables andan cargados de dinero, vendiéndose como la solución. Hay que firmar acuerdos.
El Norte no puede quedar fuera de las negociaciones. Para comenzar debe considerársele en el Presupuesto General de la República 2006 con la participación de autoridades y organizaciones de la zona.
Los políticos del Norte, considerados de menor categoría, deben superar su estima y presionar para meter a sus votantes a la política nacional presentando demandas y propuestas. No sólo son las carreteras, es la economía general, la riqueza que debe generar riqueza, y la atención social.
De no lograr los líderes norteños estar en agenda nacional, no son buenos políticos como dicen ser o confirmaremos que nada más se ocupan de su porvenir. El resto de habitantes sufrirá el aumento de su desgracia.