Opinión

EEUU satisfecho

Reconoce cooperación de Ortega en solución temporal a la crisis, “pero no quiere decir que aprobaremos todo en el futuro”, asegura Trivelli Iniciativa de referéndum ronda el ambiente, tras aprobación unánime a la Ley

El embajador de Estados Unidos en Nicaragua, Paul Trivelli, dijo hoy que la aprobación de la "Ley Marco" es positiva, porque es una manera de superar la crisis institucional que vive desde hace casi un año esta nación centroamericana.
"(La aprobación de la Ley Marco) representa un respiro para el Gobierno actual", dijo Trivelli a los medios locales después de una actividad pública en Managua.
El Parlamento de Nicaragua aprobó hoy en su totalidad y por amplia mayoría de 85 de los 91 diputados, la "Ley Marco" que pospone la entrada en vigencia de las reformas constitucionales hasta el 20 de enero de 2007.
La decisión de los legisladores es el resultado de un acuerdo político alcanzado por el presidente Enrique Bolaños y el líder sandinista, Daniel Ortega, el pasado día 10 para superar la crisis derivada de las reformas constitucionales aprobadas por liberales y sandinistas en noviembre de 2004 que restaban poderes al gobernante.
Ese acuerdo se hizo en presencia del enviado especial de la Organización de Estados Americanos (OEA) Dante Caputo, quien estuvo hoy en el Parlamento durante la sesión en la que se aprobó la Ley Marco.
Reconocimiento a Ortega
Trivelli quien en otras ocasiones ha puesto en duda las credenciales democráticas de Ortega máximo dirigente del FSLN dijo hoy que Bolaños tuvo que buscarlo como aliado para poder aprobar la Ley Marco.
"Eso se llama la democracia, cuando las bancadas pueden cooperar en algunas cosas para hacer algo para el bien del país", dijo Trivelli.
"(Ortega) ha cooperado en este asunto, (eso) no quiere decir que aprobamos todo lo que va a hacer en el futuro", agregó el embajador estadounidense, quien consideró que el clima político de Nicaragua ha mejorado considerablemente en los últimos días "pero veremos qué pasa en las próximas semanas".
Referéndum a la vista
Las reformas constitucionales aprobadas por diputados del Partido Liberal Constitucionalista (PLC) y legisladores sandinistas en el Parlamento, quitaban al presidente Bolaños facultades en el manejo de áreas como el agua, la energía y las telecomunicaciones.
Bolaños no reconocía esas reformas en base a una sentencia de la Corte Centroamericana de Justicia (CCJ) del 29 de marzo de este año que las declaró "jurídicamente inaplicables".
El Ejecutivo sostuvo todo el tiempo que esas enmiendas provocaban un desequilibrio entre los poderes del Estado.
Lo anterior provocó una crisis en la que tuvo que intervenir en junio el secretario General de la OEA, José Miguel Insulza, quien intentó sentar en un diálogo al Gobierno, sandinista y liberales, pero no tuvo buenos resultados.
Posteriormente envió a Caputo quien ha venido trabajando en la búsqueda de entendimiento entre las partes, hasta hoy que se logró aprobar la Ley Marco.
Tanto liberales como sandinistas, dijeron hoy estar dispuestos a discutir en un diálogo nacional un posible referendo durante las elecciones de noviembre del 2006 que sirva para que los nicaragüenses decidan si están de acuerdo o no con las reformas constitucionales cuyo vigor a sido suspendido.