Opinión

Amnistía: una monstruosidad


— Ulises Juárez Polanco —

Los integrantes de Nueva Generación consideramos que una amnistía a favor del doctor Arnoldo Alemán, daría un tiro de gracia a la institucionalidad y la gobernabilidad del país, ya que significaría que a través de esta monstruosidad se invitaría a los servidores públicos a robar y saquear dinero del Estado, “lavarlo” y después disfrutarlo, porque no habrá ley que los castigue. Es decir, a todas luces, la amnistía se visualiza como una apología a la corrupción. ;


Creemos que no existe ningún motivo para dar algún perdón, olvido, indulgencia o beneficio de ley a una persona que ha sido condenada por actos de corrupción, como lo es el doctor Alemán. La amnistía, no tendría cabida para los delitos mencionados, porque es aplicable únicamente a delitos de orden político, como lo han expresado numerosos juristas, analistas políticos y un amplio sector de la ciudadanía. La inocencia de todo procesado se demuestra en los Tribunales de Justicia, y no en la Asamblea Nacional, como se pretende hacer.;


Ahora la papa caliente está en las manos de los diputados honestos con Nicaragua y consigo mismo. Si los diputados liberales fueron capaces de ir en contra del sentir nacional y de las leyes, toca a los otros rescatar la legalidad en la Asamblea Nacional. ;


Este proyecto político que se ha presentado, rechazado por la mayoría, pero que pretenden seguir impulsando contra el reglamento, el estatuto de la Asamblea Nacional y la Constitución Política de la República, demuestra que los diputados del PLC no han negado –ni podrán hacerlo– los delitos cometidos por el seńor Alemán como elementos constitutivos del lavado de dinero, sino lo confirman al intentar su amnistía al margen de la ley. ;


Veremos pues, qué pasará con el futuro de nuestras instituciones. En Nueva Generación sostenemos que ya es hora de que la cultura política nicaragüense abandone las ideas tradicionales de hacer política con la fuerza, para ellos mismos y violando las normas legales. El pueblo, que tanto necesita la transparencia institucional en todos los sentidos, deberá pedirles cuenta algún día.;