Opinión

Siempre sobre la jueza mendez


— Jorge J. Cuadra V. —

¿Contempla la Constitución de la República en su articulado que los ex presidentes de la República no pueden ser encarcelados en las cárceles comunes? Yo pienso que no y por lo tanto la jueza Méndez continua fallando contra ley expresa, continúa manteniendo al reo Alemán casa por cárcel, simplemente porque le da la gana, continúa atropellando la ley 285 y lo peor, continúa desafiando a sus superiores, los magistrados de la CSJ. Continúa burlándose del pueblo de Nicaragua que ya está hastiado de sus abusos y de sus favoritismos. El hecho de que hayan destituido recientemente a dos juezas importantes, no quiere decir que se haya terminado la operación limpieza dentro del poder judicial. Si los magistrados quieren seguir apuntándose triunfos como los de las juezas Solís y Chévez, en especial su presidenta, le deben pasar la cuenta a esta jueza que parece que está dispuesta a terminar su carrera aferrada a la causa de Arnoldo Alemán.;


La jueza Méndez una vez más dijo hoy por televisión que considera que ha fallado ajustada a derecho con el arresto domiciliar del diputado Alemán, porque la Constitución de la República prevalece ante cualquier ley, dando a entender con esto como que si en realidad la Constitución de la República prohibiera que los ex presidentes vayan a las cárceles comunes. Pero ésas son puras mentiras, puras maniobras diversionistas para ocultar su error y su capricho, sino, que nos enseńe el artículo en que lo dice. ;


Es más, la reto públicamente a que comparezca ante las cámaras de televisión, Constitución en mano, a que nos lea el artículo tal que prohíbe expresamente el encarcelamiento de los ex presidentes de la República en cárceles comunes. Que demuestre de una vez por todas si en realidad se trata de una jueza eficiente, documentada y justa y no la jueza chapucera que hasta el día de hoy ha demostrado ser. ;


Si ella tanto cree en nuestra Carta Magna y tanto la respeta, pues que la saque de la gaveta en que la tiene guardada y nos demuestre prueba en mano que tiene la razón y que se maneja apegada al derecho. Mientras no nos lea el artículo al que ella se aferra para tener al diputado Alemán lejos de las miserias de la cárcel, sigue siendo carne de destitución y si la CSJ no la destituye, demuestran su corrupción y su incompetencia, porque el artículo 285 es claro y contundente y si no lo aplica, falla contra ley expresa.;


Nicaragua está llegando poco a poco al borde de su resistencia. No es posible que los esfuerzos que un grupo de personas hacen por llevar ante la ley a los que delinquen, sean pisoteados por la autoridad abusiva y parcial de una jueza que en lugar de hacer justicia, se ríe de ella y deja impunes a los culpables. Por eso es que es deber de todos los ciudadanos denunciar y criticar los malos manejos de quienes se supone manejan los hilos de la justicia. Es deber de todos nosotros hacer lo posible para que todos los malos jueces y juezas vayan desfilando hacia la calle y dejen respirar a esta nación que ya está hastiada de revolcarse en el estiércol de la injusticia y de la corrupción. ;


Hay que convencerse que mientras exista un juez corrupto, todo intento de sanear nuestra sociedad, se quedará en intento. La salida de Hernández, Solís y Chévez, es un aliciente en el camino, que nos viene a decir que se pueden ir corrigiendo poco a poco los males que nos aquejan y que no nos dejan desarrollarnos para llegar a ser una República sana y temerosa de las leyes.;


La Dra. Alba Luz Ramos se puede llenar de gloria si sigue transitando por el camino de la rectitud y si continúa aplicando el castigo enérgico cuando sea necesario. Me gusta ver la seguridad con la que habla cuando la interpelan sobre algún caso. Maneja una agradable simpleza, como dando a entender que todo es fácil mientras se falle apegado a la verdad. ;


Yo soy de los que creen que no hay que felicitar a nadie simplemente porque cumplió con su deber, puesto que para eso es que fue nombrado, sin embargo, hay veces que hay que hacerlo, hay veces que hay que hacer fiesta, porque aquí es tan raro cumplir con el deber, que cuando lo hacen, uno se desborda. ¿Quién se iba a imaginar ese par de destituciones? Yo lo más que me esperaba era ver irse a las dos juezas destituidas rumbo al Caribe, a dorarse un poco bajo el sol de Corn Island, o de Puerto Cabezas. ĄPero qué va! se fueron a la calle y en eso tuvo que ver mucho la recia personalidad de la flamante presidenta de la CSJ. Siga así, Dra. Ramos. No lo haga para su mérito, sino para el mérito de todos los nicaragüenses, que son los que sufrimos en carne propia los desmanes de esos malos funcionarios, que con sus fallos errados y escandalosos, nos mantienen enterrados en el infierno de la injusticia.