Opinión

Algo huele a podrido


— Moisés Arana Cantero —

Desde mi fe cristiana, bautizado en la católica, desde mi ideología política, segunda promoción del FSLN, por la sangre de los Santos, de los Héroes y Mártires. Creo que el pueblo se merece la VERDAD.;


Con la humildad, la mística y la fe en Nicaragua, el pueblo se merece la VERDAD, nacida de la auténtica lucha.;


Mi fe cristiana, mi ideología sandinista me alejan de la hipocresía, se está construyendo una sociedad civil, son hombres y mujeres que están en juego. La Política es el arte de hacer el bien, el Cristianismo es la reafirmación y confirmación de ese arte que trasciende al amor y lo lleva a la construcción del Reino en la tierra.;


Todo ello se hace, se construye, desde la opción por los pobres, dentro del respeto a la dignidad humana, con aquellos valores que indican solidaridad, fidelidad a la existencia de Nicaragua, lejos de la CORRUPCIÓN, de todo anti-valor y desamor que son armas de los politiqueros, de los mediocres, de los falsos profetas y nos alejan del PORQUÉ entregaron sus vidas, aquellos que hicieron posible la utopía del Cristianismo y la mística del Sandinismo.;


He mantenido y HOY más que nunca lo reafirmo, que la problemática del país va más lejos de lo económico, de lo político y de lo social: es AUSENCIA de VALORES ETICOS y MORALES.;


No seamos hipócritas, la doble moral en cristianismo, en el sandinismo, produce la ausencia de la fe, de la ideología y nos hace oportunistas, egoístas, el poder se antepone al servicio y la mentira jamás es justificación de los Ťmediosť para lograr el fin.;


No todos los medios son válidos, no todas las conductas deben ser aplicadas en la política. Los ríos no se devuelven, porque están bajo las normas inquebrantables de la naturaleza. Es una noble ley de la Creación, como la política es un fin al bienestar de los pueblos y el cristianismo es una entrega al AMOR, los dos UNIDOS POR LA VERDAD.;


El engańo, la utilización de las personas producen una sociedad civil sin ideales, sin autoestima, son las antitesis de aquella sangre derramada por los auténticos valores: Santos, Héroes y Mártires son realidad que nos hacen tener historia y fortalecimiento en las causas cristianas y sandinistas. Cada uno desde su mística.;


Desde la FE, desde la IDEOLOGÍA, Nicaragua se construye con la VERDAD, si queremos y creemos en los valores éticos y morales.;


Los pueblos se construyen con los grandes valores, de donde la política tiene sus límites y el cristianismo aporta la autenticidad de los hijos de Dios. Ambos son regidos por valores éticos y morales, profundamente humanos, que nos dan la dignidad de una lucha mística, en ambos casos y campos diferentes.;


El FSLN tiene la obligación imperiosa de dar al pueblo la confiabilidad y la credibilidad de ser testimonio viviente. Si no lo entendemos así, no nos llenemos la boca de que luchamos por los pobres, porque dentro de la desesperación hunde más si cabe, a los hombres y mujeres de éste país, por la ausencia de AUTENTICIDAD en el hacer y en el decir.;


Si nos queda algo de dignidad, de el FSLN, tenemos que dar un TESTIMONIO de nuestras actuaciones políticas. Los momentos históricos así lo exigen. Nicaragua tiene hambre y sed de justicia. Somos hijos de Sandino y Carlos.;


La jerarquía, con su Cardenal a la cabeza, si es que desean reafirmar la fe en Cristo, deben de ofrecer el Testimonio de la VERDAD. Todos somos iglesia peregrina, testimonial. Cristo murió en la cruz y resucitó por la Nicaragua martirizada por los corruptos.;


La mística de la grandeza de los pueblos está hecha de los valores y principios que la sociedad civil va conformando y reafirmando, con aportes de un auténtico cristianismo y de todas aquellas ideologías provenientes de testimonios democráticos de los partidos políticos.;


La autenticidad jamás puede provenir de la aprobación de los actos con corruptos. Nuestro pueblo, ese hombre y mujer que ya rayan en la miseria, tiene hambre, pero también pide a gritos una NUEVA NICARAGUA, donde los políticos y los jerarcas, seamos capaces de no bajar la mirada por cobardes y mentirosos.;


Sencillamente creo en Nicaragua ... Sigamos cabalgando ... es cuestión de tiempo. Un nuevo hombre, una nueva mujer ... es un parto doloroso que se hace con PRINCIPIOS ETICOS y MORALES. Lo demás : ŤÉSTA DIJO MENAť. Que Dios confunda a los corruptos.;


Bluefields, 09 de Octubre 2002;