Opinión

Jubilados a los 36 ańos...


— Manuel Castillo Fletes —

Cualquiera que mire el título de este artículo puede confundirse y creer que se trata de alguna propuesta emitida en el nuevo Anteproyecto de Ley de Seguridad Social Nicaragüense.;


Amigo lector, no se alegre, puesto que este comentario nada tiene que ver con beneficiar a los trabajadores, contrario a eso es una realidad que estamos viviendo a diario los asalariados del país, como resultado de ser mayor la demanda que la oferta de empleos en la actualidad.;


Duele decirlo, pero en Nicaragua es un pecado mortal tener 36 ańos, porque si usted ha logrado alcanzar esa edad, olvídese de volver a encontrar Empresa alguna que lo contrate, ya que los parámetros utilizados para que usted pueda emplearse están entre los 18 y 35 ańos, ni uno más.;


Es lamentable la mentalidad utilizada por la mayoría de los empresarios para contratar nuevos empleados, ya que esto me obliga a pensar que desean únicamente jovencitos para sacarles el jugo, dejando a un lado la experiencia y destreza acumulada por un trabajador con el paso de los ańos, así sea egresado de Havard, si usted tiene más de 35 ańos, no pierda el tiempo haciendo Curriculums, llenando solicitudes o gastando zapatos, puesto que la respuesta será NO.;


Es una realidad que al empleador del Estado lo vienen reduciendo desde hace rato y lo continuarán haciendo, disque para convertirlo en un Estado facilitador, trasladando la responsabilidad de crear puestos de trabajo al sector privado, el que considere incipiente y poco dispuesto a invertir su capital en el país, considerando los vaivenes, así es que amigo trabajador, por ese lado pierda las esperanzas.;


Si se trata de la inversión extranjera, un poco más arriesgada que la nacional, por desgracia únicamente ha incursionado por el lado de la maquila, donde tampoco cabemos los viejos trabajadores que tenemos 35 ańos y un día de edad, si bien reconocemos que el empleo es masivo, tienen esa gran limitante.;


Lo peor de todo esto es que es duro ver gente laboralmente hablando, sin esperanzas de empleo, situación que los lleva a enfrentar desde conflictos en el hogar, perder la autoestima y hasta caer en los vicios tratando de escapar a la cruda realidad, no quiero dejar escapar que también hay uno que otro acomodadizo que busca trabajo rogando a Dios no encontrar.;


Aunque en algunos momentos de este escrito de abordar el tema con algo de humor, quiero decirle amigo lector que hoy más que nunca estoy hablando en serio y precisamente motivado por la preocupación es que decidí escribir este artículo, tratando de despertar algunas coincidencias.;


Considero urgentemente necesario que por una parte el Poder Ejecutivo y por otra el Legislativo definan políticas y leyes que permitan a los trabajadores mayores de 35 ańos encontrar un empleo y a los empresarios obligarlos a brindarlo.;


De seguir esto así y no encontrar eco en los Poderes mencionados, usted tendrá amigo trabajador que estar 27 ańos esperando recibir una Pensión del Seguro Social, mientras tanto o busca qué hacer o se morirá de hambre. Recuerde usted es un JUBILADO DE 36 AŃOS:;


Managua, 7 de octubre del 2002;


* Secretario General;


Congreso Permanente de los Trabajadores C.P.T.;