Nuevo Amanecer

Observatorio Cultural


Funerales en El Porvenir
Es el nuevo documental de la fotógrafa y directora de cine y video, Rossana Lacayo. La historia empieza con la noticia que la cooperativa El Porvenir se ha ganado el reconocimiento como la más rentable y eficiente de la región, pero, extrañamente, ese mismo día muere su presidente. Sus funerales se realizan en medio de álgidas contradicciones entre socios y socias, por las causas de su muerte, y lo que podría sobrevenir a la cooperativa. A partir de ahí, se narra lo que piensan los jóvenes y mujeres sobre aspectos de empoderamiento, liderazgo, valores y principios, y violencia intrafamiliar, entre otros. La elección del nuevo presidente de la cooperativa es una gran sorpresa. Gerardo Molinares, director del documental, es fundador de la Compañía Teatral Nixtayolero, y de Adinja. Comparte con actrices y actores jóvenes de gran valía y experiencia teatral.

Entrevista a Mario Levrero (1940-2004)
Jorge Mario Varlotta Levrero, uruguayo, novelista, cuentista y guionistas de historietas.
Cuénteme a qué responde el seudónimo: Mario Levrero
Cuando terminé de escribir “La ciudad” no estaba seguro de que la novela fuera mía. Había nacido de una parte de mí que yo desconocía, y no me animaba a firmarla con mi nombre. No era exactamente mía, pero tampoco totalmente ajena, así que opté por mi segundo nombre y mi segundo apellido. No es estrictamente un seudónimo. Además, yo no me asumía como escritor, y a veces la literatura se volvía una actividad fastidiosa y secundaria que chocaba con mi necesidad de ganarme la vida, de encauzarla de una manera provechosa. El seudónimo ayudó a esa especie de ocultamiento.

¿Qué le importa en la literatura?
El resultado. El resultado es lo único que importa. La intención es siempre egoísta. Yo trato de librarme de un problema, escribiendo. Pero si en alguna medida, lo que escribo puede ayudar a alguien como me ayudó a mí Kafka, por ejemplo, creo que mi vida está más que justificada.

Socios culturales por el aprovechamiento de la madera
El proyecto “Centro de Ciencia Forestal, Tecnología y Construcción de Madera para MesoamÉrica” unirá conjuntamente el pensamiento forestal y el desarrollo forestal con el pensamiento industrial de las universidades UNA y UNI. “Nicaragua es el mayor poseedor de superficie de recursos de madera renovables, pero también el que menos aprovecha éste”, precisa Heinz Marx (asesor técnico INFIL UNI), y recomienda extraer madera certificada sin contaminación, ni sobreexplotación, con 60 por ciento de aprovechamiento. Agrega que 120 especies de madera no se usan para la construcción de madera, y se trabaja con diez o doce especies. Con la alianza de dos universidades europeas, la UNI pondrá a disposición de estudiantes y profesionales más elementos de construcción a base de madera. La UNI y la Universidad Agraria diseñarán una vía de producción que inicia con la capacidad del bosque, sea conífera o tropical, en un total aprovechamiento entre lo forestal, industrial, el aserradero y la última línea de producción, el mejoramiento de madera preciosa exportable. El parque tecnológico de la madera recibirá transferencia de tecnología del gobierno alemán para la incubación de empresas en la UNI, para que los primeros arquitectos que se gradúen formen empresas de construcción de madera, los técnicos superiores desarrollen carpinterías industriales y los técnicos medios, empresas extractoras de madera, servicios que actualmente Nicaragua compra.

El adjetivo y sus arrugas,
por Alejo Carpentier
Los adjetivos son las arrugas del estilo. Cuando se inscriben en la poesía, en la prosa, de modo natural, sin acudir al llamado de una costumbre, regresan a su universal depósito sin haber dejado mayores huellas en una página. Pero cuando se les hace volver a menudo, cuando se les confiere una importancia particular, cuando se les otorga dignidades y categorías, se hacen arrugas, arrugas que se ahondan cada vez más, hasta hacerse surcos anunciadores de decrepitud, para el estilo que los carga. Porque las ideas nunca envejecen, cuando son ideas verdaderas. Tampoco los sustantivos. Los surrealistas fueron geniales en hallar y remozar cuanto adjetivo pudiera prestarse a especulaciones poéticas sobre lo fantasmal, alucinante, misterioso, delirante, fortuito, convulsivo y onírico. En cuanto a los existencialistas de segunda mano, prefieren los purulentos e irritantes.

Denuncian “corrupción” del lenguaje en Cuba
La Unión de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac) abogó por un esfuerzo de maestros, familias y el ministerio de Educación para frenar el avance de la corrupción del lenguaje español por los jóvenes y muchos adultos de la isla.
El presidente del gremio, Miguel Barnet, arremetió contra el uso y abuso de las llamadas “malas palabras, los gestos chabacanos y estridentes, que se expresan a través del lenguaje y a la vez constituyen problemas de conducta social”. Detalló que “nos comemos las eses, otras veces las decimos donde no van, cambiamos la “r” por la “l”, no pronunciamos la “d” entre vocales ni al final de palabras”. “Lo que más nos preocupa es la pobreza léxica y la mala dicción, que observamos en nuestros jóvenes y adultos. Lo cubano no es solamente lo popular, lo pintoresco, lo vulgar, esa es una concepción no sólo muy estrecha, sino errada”, apuntó el poeta y autor de la novela “Memorias de un cimarrón”.

Arte y arquitectura
Buena parte del arte de hoy orientado a la arquitectura trabaja con estructuras tridimensionales. Pero cada vez los artistas recurren a la tecnología digital para combinar arte y arquitectura. En ello ocupa muy especial sitio la dupla británica de Ben Langlans (1955) y Nikki Bell (1959), quienes exhiben juntos desde los años 80. Una de sus investigaciones más fascinantes ha sido “La casa de Osama Bin Laden”, en la que aplicaron la tecnología de los videojuegos para ofrecer una visita virtual por el hoy desocupado edificio de Darunthan, en Afganistán, que fue casa de Bin Laden durante un tiempo en los años 90. Los espectadores pueden entrar a ella, recorrerla, cruzar una estructura medio en ruinas, abrir armarios y hasta bajar a los bunkers.