Nuevo Amanecer

La narrativa de Rosa Cassidy


La narrativa de Rosa Cassidy–Tunnermann es de natural lírico. Su fuerte no son los caracteres o la intriga, sino la atmósfera; con pocos detalles crea ambientes radiantes u opresivos, a menudo dotados de un toque de indefinible misterio. “La niña de tul celeste” es un relato de suspenso formidable, que encandila y sorprende.
El humor no constituye un elemento esencial de las narraciones de la autora, pero lo emplea con eficacia; un ejemplo elocuente de ello representan estas líneas de “El patio del convento”, que se refiere a la universidad “donde se han graduado ciertos hombres prominentes, muchos aprovechados y pocas mujeres”. ¡Un problema complejísimo planteado de manera tan parca y sin estridencias!