Nuevo Amanecer

¿Por qué no hay hábito de lectura?


--¿Por qué no hay hábito de lectura?
En gran medida por el sistema educativo que, tal vez con las mejores intenciones, lo que logra es vacunarnos contra la lectura. La escuela no ayuda a formar lectores, sino todo lo contrario: realiza un trabajo con el que logran que todo estudiante, de cualquier nivel, salga viendo la lectura como un mal necesario. También se debe reconocer que la mayoría de niños crece en hogares donde no hay libros... Y es en el momento que los niños aprenden a leer que hay que enamorarlos de la lectura, darles materiales, para que empiecen a darse cuenta de que leer es divertido. Porque en el momento que aprende a leer, para el niño la lectura es algo fascinante.

-- ¿Y qué les hace perder esa fascinación?
Es que si el niño piensa que sobre todo lo que lea le van a preguntar, que tiene que hacer un resumen, contestar un cuestionario, etc., entonces la lectura se va asociando con una obligación, con algo que hay que hacer para que te pongan notas, y dependiendo de eso te va ir bien en la escuela, con sus padres... Sobre todo, los niños que no tuvieron libros en su casa, entienden que leer es estudiar. Y así es muy difícil que se formen lectores. Para formarte como lector tenés que aprender que también es divertido, que te hace sentir, te hace sufrir. Además, venimos leyendo los mismos libros siempre. Y no es que sean malos, pero sería mucho más interesante que a los alumnos les den, por ejemplo, veinte libros de literatura contemporánea y que escojan la que quieren leer.

-- ¿Entonces no se ve al libro como un medio de entretenimiento?
No, no se ve así. Y yo estoy convencido de que se aprende más leyendo por placer que haciendo exámenes para memorizar cosas en la escuela. Por ejemplo, en mi experiencia, yo tuve que aprender muchas reglas gramaticales. Pero como lector, cuando leo poesía, no me interesa el tipo de rima; eso le interesa a un crítico literario. Honestamente, a mí me hacés un examen de esos que les hacés a los estudiantes de sexto grado de primaria y me aplazás.

-- Pero aún así hay lectores en Nicaragua...
Te aseguro que si hablás con muchachos que leen, seguramente es que en su casa alguien leía y les transmitió ese entusiasmo por los libros... O se encontraron con un maestro lector que amaba a los libros. Estoy casi seguro de que hubo algún encuentro con la lectura. El hábito no surge de la nada.

-- ¿Y qué tanto leen los profesores?
Muy poco. Nosotros tenemos años de trabajar con maestros y ya hemos desistido de invertir recursos en el sistema escolar. Fácilmente Libros para Niños ha puesto en escuelas unos 350 mil libros y llegamos un año después y los libros están como nuevos porque no los usan. El maestro no lee porque estudió en el mismo sistema que no promueve la lectura. Y entonces, ellos te pueden hablar de lectura igual que cuentan cómo llegó el hombre a la Luna, es decir como algo que no han vivido. Además, el otro problema es que los libros son caros y que las bibliotecas públicas en Nicaragua son muy pobres.

-- Y entonces, ¿con quién trabaja Libros para Niños?
Empezamos trabajando con niños y niñas, pero también hemos empezado a trabajar con padres de familia, porque si ellos no leen será más difícil que sus hijos lean. Además, seguimos trabajando con docentes y hemos empezado desde el año pasado con jóvenes. Nuestro objetivo es que se desarrolle el amor por los libros, como una pasión y no necesariamente para realizar un trabajo o una tarea escolar. Nuestro trabajo parte de reconocer que somos una sociedad que en su mayoría no lee.

-- Pero las personas a las que les gusta leer se encuentran conque los libros son caros...
Así es, y aquí es donde el Estado debería jugar un papel importante. Debería destinar un presupuesto decente al sistema de bibliotecas. En este país no se invierte para salir de la pobreza. Que se recorte la burocracia, porque aquí llevamos años donde la inversión en educación sólo es discurso.

Libros para Niños

Fundación Libros Para Niños es un organismo que trabaja en la promoción de la lectura infantil. Fue fundado en 1993 por la estadounidense Mary Jo Amani y tiene su sede en Jinotepe, Carazo. Actualmente cuenta con 17 Rincones de Cuentos, como parte de un proyecto financiado por el Gobierno de Finlandia y por algunas municipalidades. Además, con cierta frecuencia impulsan jornadas de lectura en otros municipios e incluso prestan libros para llevar a casa. También han publicado 26 libros infantiles, de escritores nicaragüenses como Sergio Ramírez, María López Vigil y Mario Montenegro. Un 50% de estos libros se distribuye gratuitamente en escuelas y proyectos de lectores y el otro 50% se vende en las principales librerías del país. Este proyecto es patrocinado por la Real Embajada de Noruega. Libros para Niños tiene presencia en Carazo, Nueva Segovia, Nandaime, Somoto y en dos comunidades de Masaya. Si querés saber más de Libros para Niños, comunicate al 2532-1196 / 2532-1196 o visitá su sitio web: www.lpninos.com

Tomado de La Brújula