Nuevo Amanecer

“Remembranzas” de Constantino Hernández Tábora

El destacado artista y arquitecto, Constantino Hernández, inaugurará una exposición de sus plumillas y acrílicos el viernes 25 de septiembre a las 5:00 pm en la Biblioteca del Banco Central

Erick Aguirre

Remembranzas, la exposición del arquitecto Constantino Hernández Tábora, revela tres aspectos sustanciales de su talento como artista plástico y su dominio de diversas técnicas; todos bajo el marco de ciertas temáticas comunes circunscritas en los paisajes urbanos, provincianos o semi-rurales de nuestra Nicaragua profunda, y desplegados con el mismo estilo figurativo preciso y bien delineado que Hernández ha desarrollado como digno continuador del maestro Carlos Montenegro.
El primero de esos aspectos tiene que ver, precisamente, con la maestría heredada de Montenegro en el logro de esos claroscuros y sepias con tinta china, en los que nos muestra figuras humanas y rostros del pueblo, vivos y cotidianos, endurecidos por el sol y la intemperie en las calles polvorientas de nuestras provincias, o en el silencio arquitectónico de nuestras techumbres pueblerinas con las viejas paredes de adobe de sus casas esquineras, retratadas en estos dibujos a plumilla con una luz crepuscular, apenas salpicada por un tenue colorido.
El segundo aspecto a destacar es el retrato detallado de figuras ancestrales de nuestras fiestas tradicionales en sus mixtas aguadas y tramas de tinta china; recreaciones del Güegüense, el Toro Huaco y el Vía crucis, haciendo uso de la simplificación o atenuación de los colores en un juego de contrastes con un fondo de claroscuros.
El tercer aspecto es el bien logrado colorido de sus cuadros en acrílico, que se alejan del sepia salpicado de colores en sus tintas y plumillas. En los acrílicos Hernández desarrolla un sobrio equilibrio cromático y capacidad narrativa en el despliegue de figuras humanas en el entorno semiurbano nicaragüense, especialmente las mujeres de los mercados, trazadas con cierto guiño cubista, entre ingenuo y dramático, que denotan la severidad y energía de su trazo y su dominio de los colores.
Arquitectura vernácula, colonial y mestiza; señas de identidad nacional a través del dominio figurativo, de los contrastes de oscuridad con destellos crepusculares para finalizar con un alegre aunque sobrio estallido cromático, son los elementos fundamentales de esta muestra que el Banco Central de Nicaragua presenta al público nicaragüense.